Compartir

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), José Luis Acosta, ha mostrado este jueves su descontento con la futura Ley de Propiedad Intelectual que actualmente se encuentra en pleno trámite en el Congreso de los Diputados, ya que considera que es un “despropósito” la ventanilla única que se contempla en el proyecto de ley.

Acosta ha hecho estas declaraciones durante la clausura de la jornada 'La economía de las entidades de gestión: eficiencia y competitividad en el desarrollo cultural', organizada por el Instituto de Derecho de Autor de la SGAE, en la que se ha presentado el informe 'El impacto económico de los modelos de gestión colectiva en el entorno digital', crítico con la creación de la ventanilla única.

El presidente de la SGAE ha señalado que la reforma que se está llevando a cabo carece de “rigor económico”, critica que se está realizando “a golpe de prejuicio” y cree que ciertos aspectos de la reforma “generarían un caos generalizado si se aprueban”.

Entre ellos, destaca la creación de una ventanilla única, un “diseño inviable y perjudicial” tanto para las entidades como para toda la industria. “Todos hemos advertido de que esta propuesta es absurda”, ha dicho.

Otro de los puntos conflictivos a los que ha hecho referencia Acosta es la reducción general de las tarifas en un 30 por ciento “sin argumentación económica”. “El Gobierno ha dicho 30, pero podría ser 10 o 50. Baja los precios porque sí”, lamenta.

“INTERVENCIÓN ARBITRARIA”

Además, ha criticado que el texto de la futura ley exige juntar los criterios posibles para determinar las tarifas y establecer así una supuesta metodología. Según indica, está creado para ser “complejo”, para “crear caos” y “dar paso a que intervenga el Estado a través de la Comisión de la Propiedad Intelectual”.

Acosta también se ha referido en la clausura de esta jornada al reparto de los derechos pendientes de identificar, que a su juicio supone otra muestra de “intervención arbitraria” del Gobierno. Para el presidente de la SGAE, esta medida atenta contra la soberanía de los socios y deja a las entidades de gestión en una “clara situación de desventaja competitiva” frente a las entidades de gestión del entorno de España.

“Me temo que, de no enmendarse, esta ley va a ser la ley del caos de la industria cultural, del desgaste continuo de usuarios y autores, enmarañada con una ventanilla que no satisface a nadie, con un intervencionismo arbitrario que desincentiva la creación, donde sólo apunta que los acuerdos se cerrarán a golpe de litigio. Confío en que con un poco de liderazgo y consenso se pueda evitar esta muerte anunciada de la cultura”, concluye.