Compartir

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El candidato a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez es partidario de que el debate que mantendrá el próximo lunes con los otros dos aspirantes a liderar el partido, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, sea “de guante blanco” y ha evitado responder al equipo del diputado vasco, que ayer le acusó de haber subido el tono de la campaña innecesariamente a cuenta de los avales en Andalucía.

En declaraciones a los periodistas tras mantener una reunión con el comité coordinador de la sectorial de Participación y Diversidad del PSOE en el Consejo de la Juventud de España, Sánchez ha recalcado que los tres aspirantes son “compañeros” no “adversarios”.

“Desde luego, por mi parte va a ser un debate de guante blanco”, ha respondido cuando se le ha preguntado por el 'cara a cara' que tendrá lugar el lunes en Ferraz, en el que, según ha dicho, lo que se va a hacer es “compartir reflexiones en torno a cuál debe ser el nuevo proyecto del PSOE”.

Así, ha rechazado responder al diplomático Bernardino León, miembro del equipo de Madina, que este martes animó a Sánchez a demostrar el “menosprecio” hacia Andalucía que, según dijo, le había atribuido al diputado vasco o a pedir disculpas.

NO QUIERE “ENTRAR” EN POLÉMICAS

“No voy a entrar en ningún debate con ningún compañero”, ha señalado Sánchez, que ha recalcado que su objetivo es hablar del proyecto político y el modelo de partido que propone, que es lo que “le interesa a los españoles y a los compañeros del PSOE”.

Así, ha recordado que sus “reflexiones” en torno al nuevo proyecto del PSOE se basan en cinco puntos: regeneración política; transición económica; cambio de modelo de partido, de abajo hacia arriba; limitación de mandatos y blindar el Estado del bienestar con una reforma cnstitucional.

“Estoy en lo que debo de estar, que es en confrontar con el presidente Rajoy y hablar de medidas de regeneración democrática”, ha remachado.