Compartir

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

El periodista y escritor Philip Norman ha ahondado en los silencios de la vida del líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, en una biografía no autorizada que lleva por título 'Mick Jagger' (Anagrama), presentado en Barcelona un día después de su concierto en Madrid.

“Hace 50 años, el manager de los Beatles vio que debía crear una banda que fuera su antítesis”, ha contado, y fue entonces cuando Andrew Oldham le prometió a Jagger que si actuaba públicamente como si fuera malo se haría rico.

Así lo hizo, y por el camino inventó también la figura del cantante de rock, inexistente hasta entonces porque todos los integrantes de las bandas tocaban instrumentos, innovación que se percibió como excéntrica y que luego ha sido copiada por multitud de grupos, ha remarcado.

“Todo en Mick Jagger es falso”, a lo que ha añadido que sólo siente adoración por si mismo, por el dinero y por la fama, y que no parece que la reciente muerte de su novia L'Wren Scott le haya afectado mucho.

A pesar de esta afirmación, Norman ha contado que Jagger es hermético y que no le gusta hablar de su vida privada, algo que en más de una ocasión ha empeorado su imagen pública por no esclarecer sucesos del pasado.

Uno de ellos es el incidente del concierto de Altamont (Estados Unidos) en 1969, en el que Meredith Hunter fue asesinado durante la actuación del grupo; según Norman, mucha gente culpabilizó a Jagger del suceso y él nunca se defendió, pero Norman asegura que su comportamiento fue valiente y adecuado.

DISCIPLINA

“Es una persona muy disciplinada y de hecho temía a las drogas”, a lo que ha añadido que si su nombre se vincula con sustancias psicotrópicas se debe a que el primer fin de semana que decidió probar el LSD, 18 policías entraron por la ventana y fue a la cárcel por posesión.

Norman también ha hecho referencia a Keith Richards, el guitarrista de la banda, con el que Jagger escribía las canciones; según el autor, son el segundo mejor dueto de escritores de letras de pop y rock después de John Lennon y Paul McCartney.

La relación de Jagger con Richards a veces fue tormentosa, como ha señalado Norman, y uno de los momentos más violentos fue cuando Jagger aceptó el título de caballero de la corte británica, algo que enfureció a Richards porque “iba en contra de la imagen de la banda”.

En este sentido, Norman ha señalado que probablemente la reina Isabel II otorgó el título al “auténtico Mick Jagger”, ya que según le han contado amigos y conocidos del rockero, es una persona más bien amable y burguesa.

INESTABILIDAD

“Si a los 60 alguien hubiera dicho que los Rolling Stones aguantarían más de 50 años juntos todo el mundo se hubiera reído”, ha contado Norman, ya que se les consideraba una de las bandas más inestables debido a que dos de sus miembros fueron encarcelados y otro, Brian Jones, murió ahogado en la piscina de su casa.

Si han logrado mantenerse en activo durante tanto tiempo ha sido gracias a Jagger, ha señalado, debido a que él, que había estudiado economía, se hizo cargo de “vender decadencia a millones de personas”.

Los grupos de música nunca antes habían sido patrocinados por marcas, ya que éstas sólo patrocinaban a las ONG, pero Jagger fue el primero a proponerlo y eso le permitió al grupo ganar mucho dinero, ha señalado el autor.

Uno de sus grandes éxitos ha sido vender el embalaje de rebeldía, de ser irreverentes y de juventud –a pesar de que Jagger tenga ya más de 70 años–, algo que ha perdurado hasta hoy en día porque los jóvenes de 20 años conectan con la banda.

Norman ha lamentado que Jagger no se haya puesto en contacto con él para valorar la biografía, algo que si hicieron Yoko Ono –que invitó al autor después de leer el libro sobre los Beatles y le ayudó a elaborar la biografía de John Lennon– y Elton John; actualmente está escribiendo una biografía autorizada sobre el integrante de los Beatles Paul McCartney.