Compartir

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El jugador del Real Madrid Felipe Reyes manifestó que el hecho de que esté bien físicamente en este momento es “debido a todo el esfuerzo y sacrificio” que ha realizado “durante toda” su “carrera deportiva”, además reconoció que los dos equipos que se enfrentan en la final de la Liga Endesa, Madrid y Barcelona, tendrán “muchísima presión” por conseguir el título.

“Llegar bien, o acabar esta última eliminatoria tan bien es debido a la confianza que tengo en mi juego, a todo el esfuerzo y sacrificio que he hecho durante toda mi carrera deportiva. Me gusta trabajar y eso ayuda a que ahora esté en un buen momento. Espero que me salga bien y pueda ayudar a mi equipo a ganar. Ojalá que siga con la confianza que he tenido hasta ahora”, declaró Felipe Reyes en la presentación oficial del 'Play-off' final de la Liga Endesa.

El 'ala-pívot' del equipo blanco reconoció que el prefiere descansar, aunque en 'Play-off' eso suponga perder días de competición. “Prefiero descansar. Después de una temporada larga, con tantos partidos y presión para desconectar mental y físicamente nos ha venido muy bien. Esperemos que no nos afecte, pero eso se vera mañana”, manifestó.

En cuanto a la presión, para el andaluz ambos equipos tienen la misma. “Somos Madrid y Barça, los dos tenemos muchísima presión porque se nos exige siempre ganar títulos y los dos partimos en igualdad en este aspecto”, expresó.

El cordobés concedió a su equipo la condición de favorito. “Es una final y los dos equipos hemos hecho una buena temporada. Posiblemente al tener el factor cancha a favor partamos con un pelín de ventaja pero la igualdad es muy grande”, consideró.

“Se ha visto en los enfrentamientos excepto 'Final Four' y Barcelona, el resto han sido igualados. Se verá una final dura, con finales apretados y de este tipo de partidos que le gustan al espectador y a nosotros no tanto porque sufrimos mucho. Va a ser una final muy igualada”, añadió.

El '9' del equipo madridista habló de lo bien que ve a sus compañeros. “Veo muy bien al equipo, concentrado en los entrenamientos, trabajando a tope y esperamos hacer buen partido y ganar en nuestra cancha, que para eso nos hemos ganado tener factor cancha y tenemos que aprovecharlo”, dijo.

Además, reconoció que perder la final de la Euroliga es un extra de motivación para esta final. “Estamos con muchas ganas de llevarnos el titulo porque nos fuimos de Milán con un mal sabor de boca. Vamos a dar el máximo para acabar bien”, comentó.

Para acabar, Reyes quiso denunciar la longitud de las temporadas. “Quería dar una 'pullita' al presidente de la ACB –presente en el acto–. Son cosas que hablamos los jugadores, acaba la temporada muy tarde, muchos partidos, con poco descanso y desde aquí hago un llamamiento para ver si en un futuro se puede solucionar. Después de tantos partidos, solo 15 días de vacaciones los que vamos a la selección nos parecen muy pocos”, se quejó.

PABLO LASO: “MAÑANA EMPEZAMOS DE CERO”.

Por su parte, Pablo Laso aseguró que a pesar de los enfrentamientos previos, en la final se empieza de cero. “Al final hemos jugado dos semis, finales, pero si es verdad que empieza de cero. Todo lo que ha pasado, las semis, los cuartos, Liga Regular, se concentra en esto. Tenemos la ventaja de campo porque lo hemos ganado, pero mañana empieza un 'Play-off' y empieza de cero”, afirmó.

Laso aseguró que ya es algo habitual que se enfrente su equipo al Barça y es algo con lo que cuenta. “Al final es normal que todo el bagaje que llevas contra ellos hace que te conozcas mucho, que aceptes que te vas a encontrar al Barcelona en el camino. Es un equipo súper competitivo, siempre valoramos que van a estar ahí y también ellos pensarán lo mismo”, aseguró.

Como Felipe Reyes, el entrenador del Real Madrid valoró el desgaste de una temporada. “Llevamos más de 75 partidos, esto es algo que aceptamos Xavi –Pascual–, yo y los chicos. En un calendario que es muy largo y exigente. Comparado con otras competiciones, nosotros en octubre nos jugamos un titulo, en el que hay esa sensación de que ya llegará el momento. La Copa y Euroliga te obligan a estar a un nivel muy alto en muchas fases de la temporada”, analizó.

En la misma línea del cansancio, agregó a su explicación el tema de las lesiones. “La serie de CAI fue de una manera, la de Unicaja de otra. Hemos tenido los mismos problemas de lesiones, entradas y salidas de jugadores por lesiones. Aún hay alguno que no está al 100. En Málaga nos ha pasado desde alergia, gripe, lesión de Mejri y que, Málaga, con todo el respeto, jugó una gran serie”, argumentó.

El entrenador vitoriano alabó las virtudes del equipo azulgrana. “Son 14 jugadores de primer nivel capaces de competir toda la temporada. Si al final el domingo por la noche solo me centrara en Marcelinho y Tomic me quedaría muy corto. Respeto al Barcelona, tiene muchas armas. El respeto lo demostramos siempre que nos enfrentamos a ellos y a cualquier rival”, elogió.

El preparador del actual campeón también diseccionó la importancia de la defensa en este tipo de partidos. “Repito mucho que en defensa solo mirar los puntos sería tener unas miras muy cortas. A veces se puede encajar 80 puntos y tener gran defensa; y hacer partido defensivo malo y encajar 60. Depende de acierto, ritmo, rebote, con lo cual me cierro un poco en que para ganar al Barcelona vamos a tener que hacer muchas cosas bien. No solo defensivamente sino ofensivamente”, consideró.

Laso desveló una superstición que tiene, pero que en Málaga se rompió en el cuarto partido. Tenía una que me iba bien y en Málaga, en el cuarto, no se cumplió y ganamos. Es una tontería, no me gusta llevar nada en los bolsillos. Incluso al punto que si me he encuentro una moneda se la doy al delegado. En Málaga, cuando llegué al vestuario tenía la llave del hotel todo el partido y ganamos”, indicó.

Para acabar, y en una pregunta que le hicieron tanto a él como a Pascual, Laso aseguró que el tampoco tiene nada pensado hacer si gana. “Si visualizo lo que puede ocurrir pero no lo que puedo hacer. Esto va muy rápido. Muchas veces hay que improvisar cosas y una cosa es que las pienses y otra cosa es que las lleve pensado. Lo único que pienso es en el partido de mañana”, finalizó.