Compartir

En el marco del proyecto SonarPlanta en colaboración con la Fundación Sorigué, el creador alemán, considerado uno de los más importantes exploradores de las estéticas digitales en el arte, ha llevado al festival un muro de luz y sonido de 6 metros de ancho por 36 de largo, y que cuenta con espejos laterales que transmiten al receptor una sensación de infinito.

A la instalación se llega mediante una pasarela negra que advierte a los visitantes de que están a punto de acceder a la obra de arte, precedida antes por dos pequeños túneles blancos que vienen a separar “dos mundos distintos”: el de la música y el ruido por un lado y el del reposo y la calma por el otro, ha señalado el artista.

En una presentación previa a los medios, Nicolai ha incidido en que para vivir la instalación es requisito un “poco de calma”, y ha resaltado que la pieza escogida para inaugurar el proyecto SonarPlanta es una evolución de sus obras ya existentes, que ha poblado de más contenido y con 24 posibilidades de conexión.

Nicolai, que ha estado representado en los principales museos de arte contemporáneo del mundo, se ha mostrado fascinado por la capacidad del cerebro de completar las imágenes que está percibiendo, así como de las situaciones mediante patrones naturales.

La instalación se puede contemplar en el recinto de Fira Barcelona en Montjuïc, donde a partir de las 12 horas del mediodía ha empezado el Sónar Día y el Sónar+D, de carácter profesional, que se han ido llenando de expertos, público y participantes.

La instalación artística inaugura tres años de colaboración con la Fundación Sorigué, que invitará a tres artistas de renombre internacional a presentar una propuesta de nueva creación que experimente con los lenguajes creativos y la tecnología.

SÓNARPLANTA

El artista seleccionado será premiado con la producción de la pieza que será estrenada cada año en el nuevo espacio SonarPlanta, y existirá la posibilidad de que el proyecto Planta se incorpore en los reputados fondos de la Fundación Sorigué, concebida como un proceso creativo en la gravera de La Plana del Corb (Lleida) y un espacio de arte contemporáneo, creatividad, reflexión y debate.

La directora de la Fundación Sorigué, Ana Vallés, ha celebrado la colaboración del festival, que ha considerado inspirador en los lenguajes candentes de new media art, en que la fundación también quiere participar.