Compartir

NUEVA DELHI, 11 (Reuters/EP)

El primer ministro indio, Narendra Modi, ha defendido este miércoles que India debería respetar y proteger a sus mujeres, rompiendo así su silencio tras una ola de delitos que han incluido la violación y ahorcamiento de dos adolescentes hace dos semanas.

En su primer discurso ante el Parlamento tras la contundente victoria de su partido BJP el mes pasado, Modi ha prometido gobernar para los pobres, entrenar a la gran población de jóvenes para que sea una fuerza laboral efectiva y para acabar con la reputación de país corrupto.

El político nacionalista hindú, al que sus detractores acusan de parcialidad respecto a otras religiones, también ha defendido que el desarrollo económico tiene que incluir a la minoría musulmana del país, que es mayoritariamente pobre.

Modi, que cuenta con el mandato electoral más amplio en tres décadas, ha actuado para volver a convertir a India en un líder regional y restaurar el optimismo de los inversores hacia la tercera economía de Asia.

Pero hasta ahora, había mantenido un silencio marcado ante los últimos abusos contra mujeres en el estado de Uttar Pradesh, el más poblado del país.

“Respetar y proteger a las mujeres debería ser una prioridad de los 1.250 millones de personas en este país”, ha defendido Modi, de 63 años. “Todos estos incidentes deberían hacernos reflexionar. El Gobierno tendrá que actuar. El país no esperará y la gente no se olvidará”, ha prometido a los diputados, instando a los políticos a no especular públicamente sobre por qué se cometen violaciones.

El doble asesinato de las dos adolescentes en Uttar Pradesh han provocado las iras hacia las autoridades del estado. Tres sospechosos han sido detenidos y dos policías figuran como sospechosos por intentar encubrir la violación y posterior ahorcamiento de las menores, cuyos cuerpos aparecieron colgados de un árbol.

Este miércoles, otra mujer ha sido encontrada ahorcada de un árbol cerca de la frontera con Nepal en Uttar Pradesh. La Policía ha abierto una investigación por asesinato y está a la espera de conocer los detalles de la autopsia para determinar si la víctima, de 45 años, fue violada antes de su muerte, según ha informado el jefe de la Policía local, Happy Guptan.