Compartir

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La cirugía para adelgazar puede tener más valor que su papel de ayudante para las personas con obesidad mórbida a perder kilos extra no saludables, puesto que, según una nueva investigación publicada en 'Obesity Surgery', también reduce el riesgo de cáncer casi a niveles similares a los de las personas de peso normal.

Con la cirugía bariátrica, se reduce una parte del estómago de un paciente a una pequeña bolsa, que se une directamente al intestino delgado, sin pasar por el resto de la mayor parte del estómago y la parte superior del intestino delgado, asegurando la pérdida de peso a largo plazo y reduciendo las posibilidades de muerte prematura por obesidad severa. Las tasas de cáncer en las personas obesas son de 2,12 casos por cada mil personas al año.

Como estudios previos han sugerido una relación entre la cirugía bariátrica y la reducción del riesgo de cáncer entre las personas obesas, Daniela Casagrande, de la Universidad Federal Rio Grande Do Sul, en Brasil, y sus colegas se dispusieron a arrojar luz sobre este tema, comparando y combinando los resultados de 13 estudios centrados en la incidencia de cáncer en los pacientes después de la cirugía bariátrica.

La revisión sistemática de esos análisis controlados y no controlados con información relevante de 54.257 participantes demuestra que la cirugía bariátrica se vincula con una reducción de la incidencia de cáncer entre los pacientes de obesidad mórbida. Así, detectaron que el cáncer sólo se desarrolla en 1,06 casos por cada mil personas al año hasta 23 años después de que se realice la cirugía.

Este resultado es notablemente mejor que la tasa de cáncer en la población general de personas obesas. Según sus autores, es importante destacar que el efecto de la cirugía bariátrica encontrado se produjo a la vez en los estudios controlados y no controlados, de forma que en cuatro estudios controlados se vio que la cirugía bariátrica estaba relacionada con una reducción en el riesgo de cáncer.

Todavía no se sabe si las tasas de cáncer más bajas tras esta operación están relacionadas con el intercambio metabólico asociado con la pérdida de peso o si los índices de masa corporal (IMC) tras la cirugía bariátrica resultan en un diagnóstico precoz y mejores resultados del tratamiento contra el cáncer en los pacientes.

Para Casagrande, es difícil separar los efectos de la cirugía de los múltiples cambios asociados a estos los pacientes. Esta experta cree que someterse a un procedimiento quirúrgico de la magnitud de la cirugía bariátrica aumenta la conciencia y puede adelantar el diagnóstico de cáncer entre estos pacientes.

“La cirugía bariátrica se asocia con menor riesgo de cáncer en personas con obesidad mórbida”, sentencia Casagrande. Sin embargo, esta experta advierte de que hay que extraer con cuidado las conclusiones porque los estudios son heterogéneos y había algunas limitaciones sobre los datos disponibles.