Compartir

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Con motivo de la llegada de las altas temperaturas, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha activado el Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas en el que, entre otros aspectos, se recomienda no abusar de bebidas alcohólicas, con cafeína o azucaras y hacer comidas ligeras para evitar los golpes de calor.

El objetivo de la campaña llevada a cabo por el departamento que dirige Ana Mato, y que se va a realizar desde el 1 de junio hasta el 15 de septiembre, es prevenir y reducir los efectos negativos que el calor puede tener sobre la salud de los ciudadanos, especialmente de los grupos de riesgo o los más vulnerables como, por ejemplo, ancianos, niños, enfermos crónicos y personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre.

Por ello, Sanidad ha elaborado el decálogo 'Disfruta este verano con salud', en el que aconseja beber agua o líquidos con frecuencia, aunque no se tenga sed y con independencia de la actividad física que se realice; permanecer en lugares frescos, a la sombra o climatizados; y no practicar actividad física o deportes al aire libre entre las 12.00 horas y las 17.00 horas.

Asimismo, recomienda usar ropa ligera, holgada y que deje transpirar; mantener las medicinas en un lugar fresco; no dejar a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado, especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos; consultar a los médicos ante los síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas; y prestar especial atención a bebés, niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor o la deshidratación, como las patologías cardiacas.

PREDICCIONES METEOROLÓGICAS

Por otra parte, el Ministerio ha informado de que, con el fin de alertar a las autoridades sanitarias y a los ciudadanos con la suficiente antelación de posibles situaciones de riesgo, va a facilitar diariamente a las Comunidades Autónomas las predicciones de temperaturas elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, el Plan tiene en cuenta las temperaturas máximas y mínimas previstas a cinco días, las temperaturas máximas y mínimas registradas el día anterior al de la fecha de predicción y las temperaturas umbrales máximas y mínimas, establecidas en base a las series temporales de todo lo anterior, junto a la consideración de la persistencia como factor de riesgo para la salud.

De hecho, la asignación de los niveles se realizará utilizando los siguientes criterios: el 'nivel 0' ('verde'), cuando se prevé que las temperaturas no van a superar las máximas en los próximos cinco días; el 'nivel 1' ('amarillo'), cuando en uno o dos días, de los próximos cinco días, se van a superar las temperaturas umbrales; el 'nivel 2' ('naranja'), cuando se van a alcanzar las temperaturas máximas durante tres o cuatro días; y el 'nivel 3' ('rojo'), cuando se espera que se superen las temperaturas umbrales todos los días.

Esta información se actualizará diariamente en la página web del Ministerio y, además, los ciudadanos podrán suscribirse hasta el 15 de septiembre a un servicio para recibir en el correo electrónico y el teléfono móvil la predicción de las temperaturas y el nivel de riesgo de la provincia solicitada.

En el año 2013, el nivel de alerta máximo o rojo se activó en Madrid (el 5 y 9 de julio). Las localidades donde se registraron más niveles naranjas de fueron las capitales de provincia de Barcelona, Gerona, Huesca, Madrid y Zaragoza, siendo el 24 y 30 de julio, los días con más número de niveles naranja. Los días 23,25 y 29 de julio fueron los días de ese verano que registraron mayor número de niveles amarillo. Por su parte, Madrid fue la capital de provincia que alcanzó el mayor número de niveles de alerta (2 niveles rojos, 4 niveles naranjas y 26 niveles amarillos).