Compartir

Letta pide una cooperación global España-Italia más allá de la inmigración

SITGES (BARCELONA), 31 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de OHL y exministro español de Exteriores, Josep Piqué, ha reclamado este sábado a los países del Sur un “gran esfuerzo” en coordinar la política común europea sobre inmigración, porque son los países que se ven especialmente afectados.

Ha compartido un debate sobre el futuro de Europa, en la última jornada de la XXX Reunión del Círculo de Economía, con el vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia; el expriministro italiano Enrico Letta; la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, y el director de la Fundació Racc, Miquel Nadal.

El también expresidente del Círculo ha propuesto así un “eje del Sur”, en que Italia y España pueden estar de manera destacada, y ha añadido que Bruselas debe escuchar especialmente a los países afectados por cada fenómeno que aborde; en el caso de la inmigración, a los del Sur.

Enrico Letta ha planteado entonces la necesidad de que la cooperación bilateral España-Italia sea global –con la inmigración como uno de los grandes objetivos, como plantea Piqué–, y lo ha justificado por “los intereses y mentalidad común” de ambos, de manera que pueden ser más relevantes juntos que compitiendo.

Sobre otro asunto prioritario, la energía, Piqué ha coincidido con lo que ha dicho Almunia en este debate y lo que ya dijo el viernes el presidente de Repsol, Antoni Brufau: es “urgentísima” una política común energética, porque el problema de precios ya es actual, y hay que aumentar las interconexiones para conseguir de verdad el mercado único energético.

Al diagnosticar la salud europea, ha constatado “un retorno estridente de los protagonismos nacionales, con un drama añadido: la debilidad de Francia” y la pérdida de capacidad de eje francoalemán, que considera una tragedia para el proyecto europeo.

También ha lamentado que la última ampliación de la UE, hacia el Este –además de Malta y Chipre–, tuvo una causa política: la de responder a la aspiración de unos países de la antigua esfera soviética a sentirse europeos.

Cree que en las últimas integraciones de la Unión “pesó mucho más la búsqueda de seguridad que de solidaridad e integración europea”, de manera que fue más una incorporación a la OTAN que a la UE, así que esos nuevos miembros ven un espacio estable pero sin propiciar una integración política sólida.