Compartir

La OSCE celebra el fin del cierre decretado por el alto constitucional y pide al Gobierno que lo aplique

ESTAMBUL, 30 (Reuters/EP)

La agencia reguladora de las telecomunicaciones turca (BTK) ha asegurado este viernes que no ha podido poner fin al bloque del portal de videos YouTube porque todavía no ha recibido el fallo del Tribunal Constitucional que ordena el cese de esta restricción.

El alto tribunal sentenció el jueves que el bloqueo impuesto a YouTube por el Gobierno que lidera el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, supone una violación de derechos fundamentales pero el fallo judicial todavía no se ha traducido en el desbloqueo de la web, que continúa inaccesible para la mayoría de los turcos.

El tribunal indicó ese día que todavía no había escrito todo el contenido de su informe sobre el bloqueo y una fuente de la BTK ha asegurado a Reuters que no está claro cuándo se remitirá la decisión judicial al regulador para que ponga fin al cierre de YouTube.

La decisión judicial de este jueves es el segundo fallo del Constitucional contra una prohibición impuesta por el Gobierno de Erdogan. El pasado mes de abril, el alto tribunal ordenó retirar el bloqueo impuesto por el Ejecutivo contra la red social Twitter.

El Gobierno decidió bloquear el acceso de YouTube y a Twitter después de que se difundieran varias grabaciones de audio que revelan casos de corrupción vinculados al entorno de Erdogan.

LA OSCE PIDE EL DESBLOQUEO INMEDIATO DEL PORTAL

Tras el fallo judicial del jueves, la representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, Dunja Mijatovic, ha aplaudido la decisión del Constitucional y ha exigido que se aplique de inmediato.

“El bloqueo durante dos meses de YouTube ha sido una clara violación de la libertad de expresión y de prensa en el país”, ha asegurado Mijatovic, en un comunicado. “Emplazo a la agencia reguladora de las telecomunicaciones a restablecer de inmediato el acceso a YouTube en cumplimiento de la decisión final de este tribunal”, ha afirmado, antes de explicar que la OSCE está analizando si el Gobierno turco reabre o no el acceso al conocido portal de videos.

Mijatovic ha recordado que dos semanas el Constitucional turco también decretó el final del cierre de Twitter. “La importancia de estas dos decisiones no puede subestimarse”, ha dicho. “Envían un mensaje muy importante a la sociedad en el sentido de que limitar la libertad de expresión va en contra de los derechos fundamentales y es, por tanto, ilegal”, ha asegurado.

Las autoridades turcas ya han desafiado anteriores fallos judiciales en contra del bloqueo de YouTube con el argumento de que algunos ciudadanos podrían sentirse ofendidos si no se retiran determinados contenidos de ese portal.

Erdogan ha criticado públicamente al Constitucional y ha asegurado que actúa en contra de los interesa nacionales, al tiempo que ha exigido que vuelva a imponerse el bloqueo de Twitter.