Quantcast

Subir el precio al tabaco un 5% evitaría más de 3.000 muertes en España en las próximas dos décadas

La CNPT pide que el tabaco de liar tenga la misma carga fiscal que el cigarrillo, para evitar desplazamientos de consumo

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha denunciado que en España es de los países de la Unión Europea donde el tabaco es más barato y ha instado al Gobierno a subir su precio ya que, sólo con un aumento de apenas un 5 por ciento, se podrían evitar unas 3.000 muertes en los próximos 20 años y que más de 93.000 personas dejaran de fumar.

Así se desprende de los previsiones de un informe elaborado por esta entidad, que agrupa a diferentes sociedades médicas y científicas, con motivo del Día Mundial sin Tabaco que se celebra el 31 de mayo, que pone de manifiesto que España está lejos del precio del tabaco que tienen la mayoría de países desarrollados de la Unión Europea.

Actualmente, la cajetilla cuesta una media de 4,3 euros, según datos de enero de este año, un euro por debajo de los 5,28 euros que cuesta de media en Europa y lejos de otros países como Francia (6,5), Reino Unido (8,1) o Irlanda (8,9).

“El precio del tabaco en España es el undécimo más barato de los 15 países más desarrollados de la Unión Europea”, ha reconocido el portavoz de la CNPT, Francisco Camarelles, que por tanto defiende que “aún hay un amplio margen de mejora”.

Y este precio tan bajo es consecuencia de la baja fiscalidad que actualmente tiene el tabaco en España, añade este experto. Los impuestos representan el 60 por ciento de su precio de venta, unos 2,6 euros, cuando el valor medio en Europa está en 3,3 euros y el máximo lo marca Reino Unido, donde la carga fiscal es de 5,76 euros por cajetilla.

Ante estos datos, los expertos de la CNPT creen que “la medida que falta” en España es subir la carga fiscal de estos productos para conseguir reducir las consecuencias que conlleva su consumo para la salud.

El efecto más disuasorio de esta subida de impuestos serían las personas con menos recursos como los jóvenes. De hecho, el informe muestra que aumentar el precio un 10 por ciento supondría un incremento del 9,3 por ciento de los jóvenes que abandonarían el tabaco.

La CNPT no propone un porcentaje concreto de subida pero sí insiste en que ésta debería ser “significativa y frecuente” para que se estreche el diferencial que hay con otros países de nuestro entorno y “realmente tuviera un efecto descendente en el consumo”.

Asimismo, ha propuesto que la carga fiscal del tabaco de liar se equipare al de los cigarrillos para evitar que haya “desplazamientos” de fumadores a este tipo de productos por ser más baratos.

EL DOBLE DE CARGA FISCAL PARA EL TABACO DE LIAR

Actualmente el tabaco de liar tiene un impuesto mínimo especial de 85 euros por kilo, según ha destacado el profesor de Economía de la Universidad Politécnica de Cartagena (Murcia) Ángel López Nicolás, que calcula que si este tabaco se rigiera por el mismo impuesto de los cigarrillos debería duplicar su carga fiscal, hasta los 182 euros por kilo.

Este experto reconoce que el precio más barato de esta forma de tabaco ha hecho que muchos jóvenes se hayan pasado a su consumo. Los últimos datos, relativos a 2009, muestran como el 7 por ciento de los hombres y el 5 por ciento de las mujeres que fuman usaban tabaco de liar, pero admite que ahora el consumo podría ser mayor y estar en entre un 12-13 por ciento del total de fumadores.

“Aunque mucha gente pueda pensarlo, no es más sano que los cigarrillos”, ha avisado el portavoz de la CNPT, que recuerda que tienen una mayor concentración de nicotina y mayores niveles de monóxido de carbono.

Asimismo, también han pedido que también aumente la fiscalidad de los cigarrillos electrónicos ya que, por el momento, “no hay estudios que demuestren su eficacia para dejar de fumar ni de que sean seguros”.

Comentarios de Facebook