Compartir

El conjunto de Manuel Pellegrini confirmó su papel de favorito para llevarse el título y conquistó la cuarta Premier League de su historia tras vencer en el Etihad Stadium al West Ham United (2-0). Los 'citizens', que necesitaban un punto para confirmarse en lo más alto de la clasificación, no especuló con el resultado y resolvió el encuentro con los goles de Nasri y de Kompany.

Con este resultado, los 'Sky Blues' hicieron inútil la victoria del Liverpool ante el Newcastle. Los 'reds' sufrieron más de la cuenta para llevarse acabar la temporada con una victoria ante su afición. El Newcastle se adelantó en el marcador con un gol de Skrtel en propia puerta, pero en la segunda parte, primero Agger y luego Sturridge le dieron la vuelta al partido y dejaron los tres puntos en un estadio Anfieldque tendrá que esperar una temporada más para conquistar el ansiado título liguero.

Por su parte, la victoria del Tottenham ante el Aston Villa (3-0) certificó la presencia de los londinenses en la próxima edición de la Europa League, mientras que el empate del Manchester United en campo del Southampton (1-1) dejó a los de Ryan Giggs fuera de una competición Europea después de 24 años.

En la zona baja de la clasificación, la derrota del Norwich City ante el Arsenal (0-2) enviaron a los canarios a la segunda división junto a Cardiff y Fulham, que ya estaban en la Championship matemáticamente tras los resultados de la semana pasada y mantuvieron al West Bromwich Albion de Pepe Mel en la máxima categoría del fútbol inglés.