Compartir

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

El 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona arrancará el 15 de mayo y hasta el 18, envuelto en esta edición en un ambiente bélico que se materializará con la presencia de tanques y vehículos de guerra en la ciudad, según ha explicado el director del Salón, Carles Santamaría.

Esto es debido al tema de la exposición central 'Cómics en guerra', que tendrá unos 550 originales e incorporará una reflexión crítica sobre las repercusiones de los conflictos bélicos, además de la presencia de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Civil y la Guerra de Corea: “Que nadie se asuste si ve uno de estos vehículos en Barcelona”, ha bromeado Santamaría.

Llegarán un camión de la Guerra Civil Española A-928, dos todoterrenos, un semioruga, un camión de transporte y una ambulancia de la Segunda Guerra Mundial, y un tanque M-41 de la Guerra de Corea y reutilizado para la de Vietnam, que viajará en un transporte especial de 21 metros.

Divididos cronológicamente en los periodos de la historia bélica, el visitante podrá admirar cómics originales sobre las guerras de la Edad Media, Moderna y Contemporánea, y especialmente de las que celebran aniversario, como la de Sucesión, las Mundiales y la Civil, así como también dibujos hechos durante las guerras en entornos como campos de concentración.

Para ello, el certamen ha contado con la colaboración de asociaciones de reconstrucción y recreación histórica, como la Asociación Batalla del Ebro, la Associació Regiments de Barcelona, la Cruz Roja, la Amical Mauthausen –que ha cedido reproducciones de dibujos realizados en los campos de concentración– y Aviadors de la República.

SUPERHÉROES Y POPEYE

Además de las retrospectivas de superhéroes '75 anys de Batman' y 'Lobezno. La maduresa del superheroi', Popeye El Marino y su 85 aniversario estará presente en una exposición “muy divertida”; habrá otras sobre viñetas autobiográficas; las muestras de los galardonados en la anterior edición; el cómic de las Baleares y de los autoeditados Babylon.

También los humoristas gráficos y el derecho a sonreír tendrán su espacio en este salón, con viñetas de autores que publican en medios de comunicación de un amplio espectro ideológico.

La lista de invitados extranjeros incluye a reconocidos autores como el periodista Joe Sacco y su 'Gran guerra', los británicos Andrew Wildman –populares por la serie 'Transformers'–, los guionistas norteamericanos Brian Azzarello y Paul Jenkins, los franceses Audrey Spiry, Chloé Cruchaudet, los italianos Manuele Fior y Pasquale Del Vecchio, y el serbio RM Guéra.

Según ha dicho, en esta edición destaca especialmente la presencia del cómic argentino, que tendrá un estand propio con los editores Ediciones de la Flor, Editorial Comic.ar, La Musaraña Libros, Moebius Editora y representantes del Festival Comicópolis Buenos Aires.

Como es tradicional, el salón reconocerá a los mejores artistas del momento con el Gran Premio del Salón –10.000 euros–, Mejor Obra de Autor Español –10.000–, Autor Revelación –3.000–, Mejor Obra de Autor Extranjero –sin dotación– y Premio Mejor Fanzine –1.500 euros–.

Con 700.000 euros de presupuesto, el Salón contará con 153 expositores y ocupará unos 32.000 metros cuadrados de los pabellones 1 y 2 de Fira Barcelona Montjuïc –un espacio ampliado un 80% respecto al año anterior–, y con mejoras de digitalización, donde se esperan 106.000 personas.

El presidente del Gremi d'Editors, Daniel Fernández, ha bromeado que no esperaba ser el responsable de la invasión de tanques, y el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, ha apuntado la función esencial del salón en la internacionalización del sector.