Compartir

La petrolera espera recibir este jueves bonos de Argentina como medio de pago de la compensación por la expropiación del 51% de YPF

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Repsol alcanzó un beneficio neto de 807 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 27,3% respecto al mismo período del año anterior, informó este jueves la petrolera, que ha subrayado que el resultado neto ajustado creció un 1,5%, hasta los 532 millones de euros.

La compañía ha destacado que este resultado se obtuvo en un entorno marcado por el descenso de los precios internacionales de crudo, la interrupción de las operaciones en Libia, la depreciación del euro frente al dólar y el mantenimiento de los márgenes de refino de Repsol frente al deterioro en Europa de dichos márgenes.

Durante el trimestre, la producción de hidrocarburos alcanzó los 342.000 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/d), con cerca de 21.000 bep/d de nueva producción, que compensaron parcialmente la pérdida coyuntural de actividad en Libia y Trinidad y Tobago.

A finales de marzo, Repsol puso en marcha Kinteroni en Perú, uno de los proyectos clave de su Plan Estratégico 2012-2016, que producirá inicialmente un total cercano a 20.000 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/d) que se esperan duplicar en el año 2016.

A ello hay que añadirle la conexión desde febrero de dos nuevos pozos en Sapinhoa (Brasil), que aportan actualmente a la compañía 15.000 bep/d de gran calidad que llegarán a los 45.000 bep/d en 2016.

Con la puesta en marcha de Kinteroni, Repsol ha iniciado la producción en siete de sus diez proyectos clave de crecimiento: Sapinhoa (Brasil), Midcontinent (EE.UU.), AROG (Rusia), Margarita-Huacaya (Bolivia), Lubina y Montanazo (España), Carabobo (Venezuela) y el citado Kinteroni (Perú).

La compañía estima que el yacimiento de gas Cardón IV, en Venezuela, estará operativo antes de final de año, con lo que se añadirán en 2015 otros 22.000 bep/d a la producción de Repsol, con aumentos a lo largo de los próximos años.

La petrolera ha resaltado que ha continuado con su “exitosa” actividad exploratoria, lo que le permitió contar en 2013 con una tasa de reemplazo de reservas del 275%, “la tasa orgánica más alta de la historia de la compañía y la más elevada del sector en 2013”.

En lo que respecta al negocio de 'downstream', la “calidad” de los activos de la compañía ha permitido que mantenga su indicador de margen de refino en 3,9 dólares por barril, en un entorno caracterizado por el continuo descenso de los márgenes en Europa.

Del mismo modo, los negocios comerciales, GLP y Marketing, tuvieron un desempeño similar al primer trimestre de 2013, con un incremento del 4% en las ventas del negocio de marketing España.

Por su parte, en el negocio químico también se incrementaron las ventas, fundamentalmente en la química básica, al tiempo que la actividad de Gas&Power de la compañía tuvo un “gran comportamiento” gracias a la flexibilidad de la planta de Canaport, que quedó fuera de la venta de activos de GNL a Shell.

En cuanto al Grupo Gas Natural Fenosa, su contribución se mantuvo en línea con el mismo período de 2013. Los menores resultados de generación y distribución eléctrica en España, por la regulación aprobada en julio del año pasado, y en Latinoamérica, por la depreciación del dólar y las monedas locales se compensan en parte con mejores resultados de comercialización de electricidad, según explica la compañía.

Desde el 1 de enero de este año, Gas Natural deja de contabilizarse en las cuentas del Grupo por el método de integración proporcional y pasa a consolidarse por puesta en equivalencia.

Al cierre del periodo, la deuda neta ascendió a 4.722 millones de euros, lo que supone un descenso del 12% respecto al cierre de 2013. Asimismo, Repsol cuenta con un “alto nivel de liquidez” de 8.900 millones de euros.

COMPENSACION POR YPF.

La compañía espera recibir este jueves bonos de la República Argentina por 5.000 millones de dólares, como medio de pago de la compensación por la expropiación del 51% de las acciones de YPF e YPF Gas.

Tras el cierre del trimestre, Repsol vendió el 11,86% del capital de YPF por 1.255 millones de dólares, con una plusvalía estimada antes de impuestos de 622 millones de dólares.

En concreto, Repsol recibirá tres bloques de bonos, uno de 500 millones con cupón del 7% y vencimiento en tres años, otro de 3.250 millones con cupón del 8,75% y vencimiento en diez años, y un tercero por 1.250 millones con cupón del 8,28% y vencimiento en 19 años.

Además de estos tres bloques, la firma ha logrado una garantía adicional por importe máximo de 1.000 millones de euros consistente en tres bonos adicionales por valor de 400, 300 y 300 millones de euros y cupones del 7%, 7% y 8,75%, respectivamente.

La entrega de estos instrumentos adicionales se realizará de forma que el valor total de mercado de los bonos de Repsol sea de un mínimo de 4.670 millones de euros y un máximo de 6.000 millones. Esta garantía permite a la compañía cubrirse de los riesgos asociados a la deuda argentina.