Compartir

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Luis Tosar se topó con el guion de 'Una noche en el viejo México' y no pudo decir que no. Según ha explicado este martes durante una entrevista concedida a Europa Press, “era muy difícil escaparse” de los nombres que acompañaban la propuesta: Emilio Aragón en la dirección y el estadounidense Robert Duvall como protagonista.

El filme llega a las pantallas españolas este viernes y cuenta una historia de reencuentros y de segundas oportunidades. En ella, su protagonista, Red Bovie (Duvall), se ve obligado a abandonar su rancho y en su huida en busca de aventura en México se encuentra con su nieto Gally (Jeremy Irvine), a quien aún no conocía.

Esta 'road movie' en la que se mezclan el tequila y las nuevas oportunidades tenía para Tosar un aliciente especial: Duvall, una “referencia cinematográfica” y un actor que se encuentra en el “top ten” de su lista de intérpretes de todos los tiempos.

Además, Tosar admite que se dejó conquistar por Emilio Aragón, quien le prometió que su papel, un personaje oscuro y peligroso que hace temer al abuelo y al nieto, solo lo podía hacer él. Aunque iba a aparecer “poquito”, su presencia debía ser “contundente” cuando apareciese, tal y como le dijo el director.

Para Tosar, fue “ilusionante” hacer esta película, ya que posee una “imaginería” que le gusta especialmente: la del paisaje “rural norteamericano”, algo que siempre ha visto desde pequeñito en televisión, ya que su padre, como el de tantas personas de su generación, era un “amante de los westerns”.

El mundo fronterizo, las carreteras largas, los coches clásicos y todo lo que se encontraba en el “albor de la frontera” entre Estados Unidos y México han sido símbolos que han tenido más calado que muchos aspectos de su propio país, “impuesto” en cierto modo por el cine americano.

Tras la promoción de esta película, Tosar comenzará el próximo 19 de mayo el rodaje del próximo proyecto de Julio Medem, un drama del que no quiere desvelar nada. Después, se pondrá a las órdenes del director gallego Daniel de la Torre en 'El desconocido', un filme ambientado en “una problemática muy reconocible y cercana de la realidad del país hoy en día: el mundo de la banca y de las preferentes”.

ELECCIONES EN LA ACADEMIA DE CINE

El próximo 24 de mayo se celebran las elecciones a la presidencia y vicepresidencia de la Academia de Cine, por la que compiten el hasta ahora presidente de la institución, Enrique González Macho, y la productora Piluca Baquero.

Luis Tosar ve bien que haya al menos dos candidaturas, ya que de esta forma los académicos se plantearán dos opciones y además considera que esto generará “un poco de debate”.

“En cualquier academia viene bien y en la española no menos. Sobre todo porque vivido tiempos convulsos en la industria, no nos podemos abstraer de la crisis, del cambio de tiempos y de nuevas formas de hacer y de plantear”, ha dicho.

En este sentido, ve “sano” el hecho de que la gente dialogue porque hay dos opciones diferentes es sano. “Luego ya, pasará lo que tenga que pasar, cualquier cosa es buena”, apunta.

Preguntado por el éxito de 'Ocho apellidos vascos', el actor opina que es “una maravilla” que se haga “tanta pasta” con una película española. Además, añade que es un “orgullo patrio haber pulido a todas las producciones que han venido de fuera”.

“Nos viene muy bien para los números, sobre todo para nuestros ministros maravillosos Wert y Montoro –quien debe estar muy contento porque se ha llevado el 21 por ciento de los millones que ha hecho–“, ha manifestado.

Asimismo, cree que con esta película se ha entendido que “hay que reirse un poco de lo de uno para asumir situaciones que han sido muy duras, sobre todo en Euskadi, durante tantos años”. “El humor siempre viene bien para relativizar un conflicto que ha sido muy difícil y muy duro y que se ha manipulado mucho por parte de la clase política” concluye.