Compartir

CASTELLÓN, 6 (EUROPA PRESS)

El juzgado de lo mercantil número 1 de Castellón ha declarado en concurso voluntario de acreedores a la empresa Comercializadora Mediterránea de Viviendas S.A., encargada de comercializar los apartamentos en el complejo Marina d'Or, situado en la localidad castellonense de Oropesa del Mar.

Según un auto de este juzgado con fecha 24 de abril de 2014, la empresa solicitó la declaración del concurso voluntario, que ha justificado en el estado de insolvencia y la imposibilidad de atender regularmente sus obligaciones.

La entidad deudora será intervenida en sus facultades por un administrador concursal y se advierte a los deudores que deberán comparecer ante el juzgado y ante la administración concursal cuantas veces sean requeridos, debiendo colaborar e informar en todo lo necesario.

Según han informado a Europa Press fuentes de la empresa, su actividad está “totalmente al margen” del negocio del complejo turístico-hotelero Marina d'Or, que funciona de forma independiente.

Así mismo, han explicado que la solicitud de declaración del concurso se ha debido a la ausencia de actividad constructora, aunque se ha aclarado que todos los trabajadores –unos 80– han cobrado las nóminas y que la deuda es con las instituciones públicas, con las que se va a intentar negociar un acuerdo con el fin de que la empresa pueda seguir con actividad.

Las mismas fuentes han apuntado que el concurso de acreedores no es de liquidación, sino con una idea de continuidad de la empresa a la espera de que la actividad constructora se reactive.