Compartir

Cuestiona que la decisión de aprobar o prohibir naciones para la adopción recaiga exclusivamente en los Consulados

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El PSOE considera necesario “diseñar una verdadera política exterior en materia de adopción internacional” que permita acoger niños en más países que en la actualidad, que se restringen “en la práctica” a solo seis, alguno de los cuales, como Rusia y China, han endurecido los requisitos.

El Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados ha presentado una iniciativa destinada a que la Cámara le pida al Ejecutivo “ampliar a nuevos países la posibilidad de adopción”, eso sí, “con todas las garantías” para los menores de edad y “también conforme” a la legislación española.

La proposición no de ley, a la que ha tenido acceso Europa Press, reclama “mejorar” el sistema por el que se puede aprobar o prohibir la adopción internacional desde España “evitando que la decisión recaiga exclusivamente en los consulados”.

En opinión del diputado socialista Juan Moscoso, autor de la iniciativa, “falta también una coordinación entre las distintas Comunidades Autónomas y la Administración central a la hora de tramitar las solicitudes”, algo que resulta “fundamental” ya que la competencia en materia de adopciones corresponde a las autonomías.

Por eso, la proposición no de ley propone al Gobierno y a las Comunidades Autónomas “abordar la revisión” del procedimiento actual para hacerlo más ágil.

El PSOE también insta al Ejecutivo a “solucionar, en el plazo más breve posible” los procesos de adopción que se encuentren paralizados, como ocurre en el caso de Rusia debido a la decisión de la Federación de prohibir las adopciones por parte de países que, como España, reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo.

CAÍDA DE LAS ADOPCIONES EN TODO EL MUNDO El número de adopciones internacionales en España va cayendo de año en año. Si en 2004 llegaron 5.541, ese número se redujo a 1.669 niños en 2012, una tendencia que no solo afecta a nuestro país, sino que es global, explica Moscoso en la exposición de motivos de su propuesta.

Según datos del profesor Peter Selman de la Universidad de Newcastle, las adopciones internacionales en todo el mundo se han reducido de las 45.299 de 2004 a las 23.500 en 2011.

Varios factores están detrás de esta tendencia. En primer lugar, unos requisitos cada vez más estrictos, tanto a escala internacional como en las legislaciones nacionales de los países de origen.

“Desde algún colectivo se apunta también a factores como la crisis económica en nuestro país y la demanda de menores sanos y de edades muy pequeñas que contribuyen también a este descenso de las adopciones en España”, precisa no obstante el diputado socialista.

En la actualidad, el ordenamiento jurídico español permite adoptar a menores de unos 40 países, tanto de forma directa (a través de las autoridades centrales de ambos estados) como a través de las Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAIs).

Esta es la teoría porque, advierte Moscoso, “existe un número considerable de países con los que, a pesar de reconocerse jurídicamente la posibilidad de adopción internacional la tramitación de los expedientes se ve paralizada de hecho, bien porque no existen ECAIs acreditadas (y se exige), bien porque las asignaciones están paralizadas”.

Moscoso llama la atención sobre el hecho de que España prohíba adoptar hasta en 45 países en que sí pueden hacerlo otros países europeos de nuestro entorno. “Todo ello –asegura– reduce y concentra en la práctica las posibilidades de adopción internacional desde nuestro país a 6 países”.

El diputado socialista alerta también de que adoptar desde España es cada vez “más costoso, en términos de tiempo y de dinero”.