Compartir

Según informó el club blanco en su página web oficial, en el entrenamiento a puerta cerrada de este domingo, los lesionados Ronaldo y Marcelo completaron parte del entrenamiento con el que el Real Madrid retomó el trabajo tras ganar al FC Barcelona (1-2) el miércoles en Mestalla y levantar su decimonovena Copa del Rey.

En la sesión, compuesta por 19 futbolistas a las órdenes de Carlo Ancelotti, la novedad fue la presencia del delantero portugués, que trata de recuperarse de su lesión muscular que le ha hecho perderse los últimos partidos, para estar en el cruce europeo ante el Bayern. La ida tendrá lugar este miércoles en el Santiago Bernabéu.

Tras la primera parte del entrenamiento, Ronaldo y Marcelo continuaron en solitario sobre los campos 1 y 2. El resto de futbolistas llevó a cabo el entrenamiento con normalidad, con parte física y con balón, salvo Sergio Ramos y Gareth Bale, que trabajaron en el interior de las instalaciones. Arbeloa y Jesé fueron las otras ausencias sobre el césped.