Compartir

Así lo ha decidido la Sección Segunda de la Audiencia después de que el Ministerio de Justicia rechazase esta petición que habían solicitado para esquivar la cárcel y sobre el que también se había mostrado en contra la Fiscalía, tal y como ha informado este jueves 'El Periódico'.

Tras un pacto de conformidad, Pallerols y Gavaldà habían sido sentenciados -junto al hermano de este y también excargo de UDC, Lluís Gavaldà- a penas inferiores a los dos años de cárcel.

Un acuerdo 'in extremis' entre las partes había evitado la celebración del juicio y, con el mismo, el fiscal había rebajado las peticiones de cárcel a menos de dos años en base a tres motivos: reparación del daño -al haber abonado lo defraudado-, dilaciones indebidas -el fraude se produjo de 1994 a 1999- y reconocimiento de que habían desviado fondos europeos para la formación de parados a través de las academias del empresario.

Este pacto -que parecía indicar que los acusados se librarían de la prisión por tener penas inferiores a dos años de cárcel- también estableció que UDC y cuatro acusados -Pallerols, los hermanos Gavaldà y el entonces militante del partido democristiano Santiago Vallvé- devolviesen conjuntamente 388.483 euros (más intereses) después de demostrarse que se habían beneficiado como mínimo de esta cantidad.

Pero la Audiencia sostuvo después en la sentencia su decisión de enviar a los tres condenados a prisión basándose en que es “hasta obsceno” en el contexto actual -de paro, crisis económica y casos abiertos de corrupción- que eviten la cárcel por tener penas inferiores a los dos años.