Compartir

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Cultura de la Generalitat no exigirá que las películas europeas tengan una distribución del 50% de copias dobladas o subtituladas en catalán en Catalunya, equiparando su estatus al de las películas españolas, después de una sentencia de la Comisión Europea (CE) que consideraba que los filmes europeos quedaban discriminados.

Según ha anunciado en rueda de prensa el conseller del ramo, Ferran Mascarell, esta es la principal cuestión del anteproyecto de modificación de la ley del cine catalán, que consiste en dejar fuera de cualquier compromiso a las películas europeas que no tendrán “ninguna obligación desde el punto de vista idiomático”, pudiendo presentar las películas en Catalunya como consideren oportuno.

Sin embargo, el anteproyecto establece que se pueden hacer acuerdos con las distribuidoras europeas: “No hay obligación, hay posibilidad de acuerdos”, ha avanzado Mascarell, que ha anunciado que la nueva norma abandona el cómputo por copias y lo hará por sesiones.