Compartir

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha señalado este jueves que, en principio, el Ministerio de Empleo no cuenta con tener que 'tirar' del fondo de reserva –la llamada 'hucha de las pensiones'– al menos hasta el “punto culminante” que supone la paga extraordinaria del verano, y ha destacado también que la mejora en la rentabilidad del fondo ha permitido ingresar entre enero y febrero 525 millones de euros adicionales.

Burgos ha hecho estas declaraciones en los pasillos del Congreso, donde este jueves la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha hecho entrega al presidente de la Cámara, Jesús Posada, del Informe de Gestión del Fondo de Reserva durante el año 2013 en un acto que se ha celebrado en el Salón de Pasos Perdidos y que apenas ha durado cinco minutos.

Al terminar, el secretario de Estado ha resaltado que en el primer trimestre de este ejercicio, del que próximamente se dará cuenta al Consejo de Ministros, “no ha sido necesario realizar disposición alguna del fondo”, ya que tanto la afiliación a la Seguridad Social como la recaudación “empiezan a evolucionar positivamente” y las disposiciones realizadas se han podido cubrir con lo ingresado por los rendimientos que da del fondo.

SE USARÁ “SÓLO CUANDO SEA ESTRICTAMENTE NECESARIO”.

Preguntado por las previsiones para el conjunto de 2014, Tomás Burgos ha señalado que se espera que la situación evolucione “positivamente”, lo que permitiría “recurrir al fondo en la menor medida posible” y sólo cuando “sea estrictamente necesario y en la cuantía estrictamente necesaria”.

“Y, desde luego, no es previsible que sea necesaria ninguna aportación adicional al menos hasta ese punto culminante a mitad de año de la paga extraordinaria de verano. Pero veremos cómo evoluciona porque nuestra pretensión es que el fondo sólo sea utilizado cuando sea necesario”, ha insistido.

Durante el año pasado el fondo de reserva de las pensiones descendió en 9.264 millones de euros (-14,7% respecto a 2012) hasta quedar en 53.744,04 millones de euros. A lo largo del ejercicio fueron necesarias disposiciones por un total de 11.648 millones de euros para financiar las pagas extra o la liquidación del IRPF de los pensionistas, cantidad que en parte se vio amortiguada por la rentabilidad de la 'hucha de las pensiones', que sumó 2.187 millones de euros.

Y es que la rentabilidad del fondo de reserva es “muy superior a la de los planes de pensiones”, ha recordado Burgos. Según datos del Ministerio, durante el año pasado la rentabilidad acumulada alcanzó el 4,56% –frente al 2,05% de media de los planes privados según un cálculo anualizado para un plazo de quince años–, mientras que la rentabilidad anual fue del 9,14% —frente al 8,36% de las pensiones privadas–.

Con estas cifras, desde el año 2000 se han ingresado unos rendimientos de 19.190 millones d euros, a los que hay que sumar los excedentes de gestión por contingencias comunes de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades (197 millones) y los 525 millones de euros generado por la rentabilidad acumulada entre enero y febrero de este año, lo que deja la 'hucha de las pensiones' a 28 de febrero en 54.269 millones de euros, equivalente al 5,3% del PIB y con una rentabilidad del 4,76%.

SOBRE TODO INVERTIDO EN DEUDA ESPAÑOLA Además, 65.830,04 millones del fondo están invertidos en activos financieros públicos a precio de adquisición, repartidos al 89,76% en deuda española y al 10,24% en deuda extranjera, sobre todo de Alemania, Países Bajos y Francia.

Por tipos de activos, el 13,16% (8.666 millones) son a corto plazo, el 33,68% (22.168,89 millones) en activos a tres años, el 20,8% (13.692,4 millones) en activos a cinco años, y el 32,36% (21.302,73 millones) en activos a diez años o más. La rentabilidad de los activos en cartera al cierre del pasado ejercicio sitúa el tipo medio ponderado sobre el valor nominal de su Tasa Interna de Rendimiento (TIR) por tipo activo en el 3,94%.

Ante todos estos datos, de los que se ha informado a través de una nota de prensa, Tomás Burgos ha destacado que “el sistema ha respondido bien” a pesar de la crisis, que ha provocado una caída de la afiliación sin que por ello dejara de incrementarse el número de pensionistas, que desde 2007 ha crecido en 825.000 personas.

“Pero el sistema ha sido capaz de dar cobertura a las necesidades económicas, para eso estaba diseñado el fondo, para eso ha estado funcionando bien y lo importante es que siga con la misma eficacia y rentabilidad. El fondo de reserva es un mecanismo de salvaguarda del sistema en los peores momentos de la crisis, y ha permitido poder dar una cobertura creciente del número de pensiones y que no haya sido necesario efectuar ningún ajuste sobre el sistema de pensiones actuales”, ha concluido el secretario de Estado.