Compartir

España recibe sólo el 1,1% del total de peticiones registradas en la UE

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Las solicitudes de asilo formalizadas en 44 países industrializados durante el año pasado se incrementaron un 28 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 612.700, la más alta desde 2001, motivada por la crisis en Siria, principal país de origen de quienes buscaron protección internacional junto con Afganistán y Rusia, según el informe presentado este viernes por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Este es el tercer año consecutivo en que aumentan las solicitudes de asilo y el segundo nivel anual más alto de los últimos 20 años. Sólo en 2001 se registraron más solicitudes de asilo en el grupo de 44 países que analiza el estudio, en treinta de los cuales se ha producido un incremento durante el año pasado.

El trabajo revela que el mayor aumento de solicitudes se produjo en los 38 países del continente europeo, que recibieron 484.600 peticiones, un tercio más que en 2012. Alemania fue el mayor receptor europeo y mundial, con 109.600 nuevas solicitudes de asilo, seguido de Francia con 60.100 y Suecia con 54.300.

Turquía, que actualmente es el país que más refugiados acoge en Europa debido a la crisis siria (a fecha de 18 de marzo tenía registrada una población de 640.889 refugiados sirios), también recibió 44.800 peticiones de asilo en 2013, principalmente de iraquíes y afganos. Italia recibió 27.800 solicitudes y Grecia 8.200.

ALEMANIA DESBANCA A ESTADOS UNIDOS En España también se produjo un incremento de las solicitudes, que pasaron de 2.580 en 2012 a unas 4.500 el año pasado, principalmente de malienses (1.482) y sirios (725). No obstante, en comparación con sus socios europeos, recibe un volumen menor: Siendo frontera sur de la UE sólo recibió el 1,13% de las 398.200 peticiones presentadas en los 28 Estados miembros.

De hecho, la UE ocupa el primer puesto mundial en recepción de solicitudes de asilo y registró el año pasado un 32% más de peticiones que en 2012. Alemania (109.600) fue en 2013 el país del mundo con más solicitudes recibidas, desplazando a un segundo puesto a Estados Unidos, tradicionalmente el mayor receptor, que tuvo 88.400 el año pasado.

En total, en Norteamérica se formalizaron 98.800 solicitudes, en su mayor parte procedentes de ciudadanos chinos. Canadá, que ha introducido cambios en su política de asilo, recibió en torno a la mitad de peticiones en 2013 (10.500) que en el año anterior (20.500).

En cuanto al Este de Asia y el Pacífico, tanto Japón, con 3.300 solicitudes, como la República de Corea, con 1.600, registraron una cifra récord de peticiones de asilo en comparación con años anteriores. Australia (24.300 solicitudes) también experimentó un notable aumento frente a los niveles de 2012 (15.800), equiparándose a los registrados en Italia.

LOS SIRIOS, COMO LOS QUE HUYERON DE LOS BALCANES En cuanto al origen de los solicitantes, el informe señala que procedían de más de 200 nacionalidades, aunque en el año 2013 las principales fueron Siria (10%), la Federación Rusa (7%) y Afganistán (6,5%), seguidas de Irak (6%), Serbia (6%), Pakistán (4%), Irán (4%) y Somalia (4%).

ACNUR explica que el deterioro de la situación humanitaria en Siria ha convertido al país por primera vez en la historia en el principal origen de los solicitantes de asilo. En total, unos 56.400 sirios pidieron el estatuto de refugiado en 2013, más del doble que en 2012 (25.200 solicitudes) y seis veces más que en 2011 (8.500 solicitudes), cuando se inició la guerra.

“El nivel de 2013 es la cifra más alta registrada por un solo grupo entre los países industrializados desde 1999, cuando 123.000 personas procedentes de Serbia y Montenegro presentaron peticiones de asilo en los 44 países industrializados”, explica el informe, para incidir en que una de cada diez solicitudes el año pasado fue de ciudadanos sirios.

En paralelo, el número de solicitantes originarios de la Federación Rusa alcanzó niveles sin precedentes en el grupo de los 44 países y tocó su punto más alto, con 39.800 peticiones registradas en 2013, un 76 por ciento más que en el año anterior, el volumen más elevado de la última década.

En cuanto a Afganistán, pasó de ser el principal país de origen en 2012 al tercer puesto un año después, cuando 38.700 afganos solicitaron el estatuto de refugiado, un 19 por ciento menos.