Compartir

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, recomienda a los ayuntamientos españoles que asuman que sus ingresos ya no volverán a los niveles previos a la crisis y rechaza que se trate de suplir esa caída con mecanismos extraordinarios de financiación, que únicamente “retrasan el impacto” de la realidad.

Así lo ha señalado durante su comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas durante la presentación del Informe de Fiscalización de las medidas adoptadas por las entidades locales para adaptarse a la disminución de ingresos, fundamentalmente de los procedentes de la gestión urbanística.

Álvarez de Miranda ha reconocido que las entidades locales son las administraciones que “más esfuerzos han hecho” en pro de la consolidación financiera y para implantar el nuevo sistema de contabilidad pública, pero a su entender “no se puede dejar de destacar que deben interiorizar que los ingresos que tuvieron en los años de crecimiento económico no van a volver”.

Y es que, tras analizar la situación de 171 de los 1.312 municipios de más de 5.000 habitantes (30%), el Tribunal concluye que los ingresos locales han experimentado una reducción del 2,6% entre 2007 y 2011, con “descensos muy significativos” en 2010 y 2011. En concreto, los ingresos relacionados con la construcción –como los del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO)– han caído un 63% en ese periodo.

“Por lo tanto, la actividad económica que desarrollen (los ayuntamientos de ahora en adelante) tiene que estar plenamente ajustada a los ingresos que previsiblemente tendrán en el futuro. Esto no se puede suplir con mecanismos de financiación extraordinarios, que sólo retrasan el impacto. La plena asunción de un menor nivel de ingresos y de que el presupuesto tiene que ajustarse a esa situación es lo que verdaderamente marcará la diferencia”, ha añadido.

MEJOR CONTROL DEL SANEAMIENTO

Por otra parte, el presidente del organismo fiscalizador ha lamentado que los ayuntamientos analizados no realizaron evaluaciones periódicas de su situación económico-financiera ni tampoco estudios sobre la situación económica o la repercusión de la crisis sobre la Hacienda Local.

Ante esta situación, ha instado a los responsables de las entidades locales a planificar de forma global la actividad económica-financiera de estas instituciones y a establecer procedimientos para “garantizar la obtención de una información contable representativa de la imagen fiel de la entidad, de la ejecución de sus presupuestos y de los planes de saneamiento y ajuste”.

En concreto, Álvarez de Miranda cree necesario “reforzar los procedimientos de seguimiento de tales planes para garantizar el pago del endeudamiento contraído al acogerse a mecanismos extraordinarios para la financiación de estas entidades, así como para el cumplimiento de los plazos de pago a proveedores”.