Compartir

La Fiscalía defiende que HB estaba sometida al “estricto” control de la banda terrorista y que las 'herrikos' servían para su financiación

SAN FERNANDO DE HENARES, 7 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha sostenido este viernes que las 'herriko tabernas' eran el “lugar idóneo” de la banda terrorista ETA para reclutar nuevos militantes, guardar temporalmente sus armas y explosivos y manejar información sobre posibles objetivos.

Los fiscales Vicente González Mota y Marcelo Azcárraga han recalcado en su informe final de conclusiones que ETA tenía el “estricto” control de su frente institucional, Herri Batasuna, a la que se subordinaba la red de 'herriko tabernas'. Todo ello bajo una imagen de independencia y una autofinanciación que permitiera que las investigaciones contra la organización terrorista no repercutieran en estos frentes.

Así lo han sostenido en la recta final del juicio que sienta en el banquillo de los acusados a 32 personas por la subordinación del entramado de Batasuna a ETA y su financiación a través de las 'herriko tabernas'. Los acusados se enfrentan a penas de entre 12 y dos años y dos meses de cárcel, mientras que un centenar de establecimientos están considerados responsables civiles subsidiarios.

“Las herriko tabernas son consideradas por ETA como lugar idóneo no sólo para el ejercicio de esta actividad –financiación–, sino incluso para el reclutamiento de nuevos militantes de ETA, para el depósito y la custodia tempmoral de armas y explosivos, para la elaboración de elementos empleados en la 'kale borroka' y para la captación y el tratamiento de la información de posibles objetivos de la organización terrorista”, ha destacado Azcárraga en base a los documentos incorporados a la causa.

El representante de la Fiscalía ha advertido de que el control de la dirección etarra llegaba hasta el límite de decidir qué máquinas colocaban en estos locales, dando el visto bueno a la instalación de “máquinas de marcianitos” pero no a las “tragaperras”. “Será demasiado capitalista”, ha remachado.

HB Y HERRIKOS, LA CARA “VISIBLE” DE ETA

En su turno, el fiscal ha asegurado que Herri Batasuna y las 'herriko tabernas' han estado en todo momento bajo el “estricto control” de ETA y han sido su cara “visible” para cubrir su frente institucional y sus necesidades financieras. “ETA diseña un proyecto de desdoblamiento para disimular u ocultar sus vínculos con HB y evitar un riesgo de criminalización”, ha añadido.

Según Azcárraga, la organización terrorista decidió que sus organizaciones satélites se autofinanciasen para evitar traspasos de dinero, colocó a militantes euskaldunes con “carisma” para coordinarse con HB e integró las 'herriko tabernas' en la estructura de la formación ilegalizada. “La red de herriko tabernas forma una estructura común subordinada a Herri Batasuna”, ha afirmado sin género de dudas.

El representante del Ministerio Público ha invocado el libro 'HB. 20 años de lucha por la libertad' para enfatizar que estos establecimientos “no son unidades independientes” sino el “arma” que utiliza el frente institucional como fuente de financiación. “Es un todo global”, ha señalado, para indicar que Banaka diseñó sus estatutos para que se camuflaran bajo fines culturales.

El fiscal Vicente González Mota ha concluido este viernes su informe final para hacer hincapié en que todos los acusados formaban parte de esa “estrategia de desdoblamiento” de ETA. Ha recalcado que el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y reunión no es “ilimitado” y debe ser castigado cuando se vale de “medios violentos” para participar en la actividad política y comprometer la paz pública.

González Mota ha exhortado al tribunal a pronunciarse sobre la responsabilidad de HB y ha defendido que su petición de pena es “proporcionada” en base a las impuestas en el sumario de Ekin y Bateragune y a las dilaciones injustificadas en las que ha incurrido este procedimiento, abierto en 2002 por el juez instructor Baltasar Garzón.

Al término de la vista, que se reanudará el lunes, el tribunal ha excusado a José Luis Franco y Vicente Enecotegi de presentarse a las sesiones de la próxima semana y ambos han renunciado a utilizar su turno de última palabra.