Compartir

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 (EUROPA PRESS)

El exalcalde de Santiago de Compostela Gerardo Conde Roa ha asegurado que los cuatro lingotes de oro intervenidos durante un registro en su casa no pertenecen a él ni a su mujer, sino a una de sus hijas, a quien se los dejó sus abuelos maternos.

“Nosotros solamente hemos de cuidar de los mismos hasta su mayoría de edad, momento en que serán suyos”, afirma Conde Roa en un comunicado remitido a los medios, a raíz de que trascendiese que un oficio del Servicio de Vigilancia Aduanera constata que durante el registro en su vivienda, en febrero de 2013, fueron intervenidos cuatro lingotes de oro y “un número indeterminado” de monedas del mismo metal.

Al respecto, Conde Roa subraya que está “sobradamente acreditado” en los documentos de los que dispone tanto Vigilancia Aduanera como la magistrada del Juzgado de Instrucción Número Uno de Lugo, Pilar de Lara, que los lingotes son propiedad de una de sus hijas “por expreso deseo de sus abuelos maternos”.

El expolítico del PP demanda además “un mínimo de respeto a la intimidad” al apuntar que este tipo de informaciones “deberían ser tratadas con más sensibilidad”, aunque formen parte de un sumario judicial cuyo secreto se va levantando progresivamente, “por el daño presente y futuro que pueden hacer”.

“Sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante actos personalísimos, como son las disposiciones testamentarias que unos abuelos tienen para con sus nietos”, agrega finalmente Gerardo Conde Roa.