Compartir

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha defendido este viernes que “alguien en Europa” debería “reconocer” los “errores” que se han cometido en la gestión de la crisis y que han provocado “mucho sufrimiento” a los países del sur y han alimentado populismos.

Así se ha pronunciado el líder de la oposición durante su intervención en una mesa redonda en el marco del 'Project Europe Madrid Town Hall' organizado por el Instituto Berggruen, en la que participado junto al comisario de la UE y viceprsidente del Partido Popular europeo, Michel Barnier; el ex primer ministro belga y candidato liberal a presidir la Comisión Europea, Guy Verohfstad, y el secretario de Estado para la UE, Íñigo Méndez de Vigo.

Rubalcaba ha insistido en que en estos años la Unión Europea ha hecho cosas “mal” y otras “con retraso”, pero ha recalcado que la “culpable” de lo que está pasando “no es Europa”, sino “una determinada política europea”.

Y esto es lo que hay que “explicar”, ha dicho, para combatir el euroescepticismo y los populismos, que, en la crisis, están “como pez en el agua”. La “clave”, ha señalado, es “cambiar y hacer las cosas distintas, algunas más rápido y otras de manera diferente”.

“RECUPERAR LA ESENCIA”

En concreto, el líder de los socialistas ha llamado a “recuperar la esencia” del proyecto europeo, que nació apoyado en la paz, la democracia, el desarrollo y el bienestar. Ahora, ha señalado, Europa tiene “problemas” de democracia y especialmente de desarrollo y el bienestar “ha desaparecido” de las políticas.

Pero, según ha defendido, sólo volviendo a estos orígenes y defendiendo un “proyecto político fuerte y sólido” se podrá “combatir” los populismos, que resultan “atractivos” a algunos ciudadanos porque ofrecen “certezas”, con una épica, una ética y una estética, que, aunque “detestables”, encuentran acogida.

De esta manera, Rubalcaba ha defendido que hay que “cambiar muchas políticas europeas”, lo que también pasa por “convencer al norte de que sin el sur” no va a “ningún sitio”. Esta, ha insistido, es la manera de acabar con el proyecto “repulsivo” del populismo.

Además, ha insistido en que hay que convencer a los ciudadanos de la importancia de votar en las próximas elecciones, porque el próximo Parlamento va a ser el más “fuerte” de la historia. Y ha garantizado que, en estos comicios, España no va a mandar “ningún eurodiputado populista”, porque no tiene “partidos populistas antieuropeos”.