Compartir

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dejado claro que no va a aceptar ningún tipo de negociación sobre la consulta soberanista, pues ni quiere hacerlo ni puede autorizarla porque la soberanía nacional reside en todo el pueblo español, no sólo en el catalán.

“No soy inmovilista, soy realista”, ha zanjado ante el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, que le ha insistido en la necesidad de dialogar sobre este asunto e incluso le ha ofrecido plantear otras preguntas distintas de las pactadas en Cataluña e interpretar que la última palabra no la tendrían los catalanes, sino las Cortes.

“Una consulta independentista no se puede celebrar, ni en Cataluña ni en ningún lugar de España –ha replicado el presidente–. Vulneraría la Constitución, pero no es sólo eso. Es que privaría al pueblo español de su derecho a decidir”.