Compartir

Admite que la mejora económica es “incipiente” y que aún no se ha trasladado a la economía real de los ciudadanos

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha destacado que la economía española ha iniciado ya el proceso de recuperación y se ha mostrado confiado en que, en la medida en que ésta se consolide, las agencias de calificación mejorarán el rating de España.

Durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, el titular de Economía afirmó que se ha producido una mejora “profunda y extensa” de la percepción de la economía española y aseguró que espera que esta mejora y la consolidación de la recuperación permitan ir viendo una revisión también de la calificación que otorgan las agencias de rating a España.

Actualmente, Moody's y Standard & Poor's colocan a España un escalón por encima del bono basura y Fitch, dos escalones. El próximo 21 de febrero tiene que revisar el rating Moody's, después de que las tres agencias hayan mejorado de negativa a estable la perspectiva de la economía española.

De Guindos apuntó que España, y el resto de Europa, están viviendo un cambio de ciclo que, si bien no está exento de “contradicciones e incertidumbres”, viene marcado por una corrección de los desequilibrios macroeconómicos, a pesar de que la recuperación aún es “modesta, frágil y no absolutamente equilibrada”.

“2013 es un año en el que dejamos atrás la recuperación, con un perfil de crecimiento de menos a más y una estabilización en el mercado laboral e incluso creación neta de empleo”, subrayó el ministro, tras indicar que el mercado financiero ya está también “en posición de apoyar la recuperación”.

Además, señaló que se están corrigiendo los desequilibrios, como así lo muestra la reducción del déficit público, la estabilidad de los precios, al ajuste del precio de la vivienda y el desendeudamiento de empresas y familias, que han reducido en 30 puntos su deuda desde el comienzo de la crisis económica.

También destacó que el mercado laboral es mucho más flexible gracias a la reforma del mercado de trabajo y que España está ganando competitividad por la reducción de los costes laborales unitarios, al tiempo que resaltó que la economía española cerró 2013 con una capacidad de financiación del 2% del PIB, frente al déficit del 10% al inicio de la crisis.

MEJORA DE LAS PREVISIONES.

En este contexto de mejora general de la economía española, De Guindos afirmó que en el programa de estabilidad que España remitirá a Bruselas en abril es “probable” que se incluya una mejora de las previsiones económicas, dado que las estimaciones actuales están en “la banda baja del consenso”. De hecho, el ministro ya ha indicado que la previsión de crecimiento del PIB estará en el entorno del 1%, frente a la estimación actual del 0,7%.

Por otro lado, De Guindos descartó que España pueda entrar en un proceso de deflación, y estimó una inflación media del 0,5% para este año, algo que consideró positivo porque favorece la moderación salarial. Además, dijo que el BCE “está dispuesto a actuar en caso de que sea necesario” para que la inflación se sitúe en el entorno del 2%.

Por último, admitió que la recuperación es aún “incipiente” y que todavía “no se ha traducido en una mejora real de la economía de los ciudadanos”. “Los retos que tenemos por delante pasan por consolidar esta recuperación incipiente y hacerlo de tal modo que consigamos volver a los niveles de renta y empleo anteriores a la crisis que nunca debimos perder”, concluyó.