Compartir

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha lamentado que en la gala de entrega de los Goya del pasado domingo “parece que pasen más desapercibidas las películas que otros debates que tienen otro escenario”.

En este sentido, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha recordado que “una gala de cine debería ser especialmente para homenajear, para explicar, para vender o para animar a los ciudadanos a disfrutar del cine” así como para “valorar su calidad y hacer un poco gala del cine español”.

Aún así, ha indicado que “respeta lo que pueda decir todo el mundo” y solo ha incidido en que, a su juicio, “una cosa no debería tapar a la otra” porque “cada cosa tiene su ámbito y su escenario”.

Por otra parte, ha señalado que no cree que la gala hubiera sido distinta si hubiera acudido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, porque “todo el mundo lleva preparado ya” lo que tiene pensado decir.

Además, ha recordado que había una representación del Ejecutivo encabezada por el secretario de Estado de Cultura y que “ya se vio lo que querían decirle al Gobierno”.

Sáenz de Santamaría ha reconocido que vio la gala “a trocitos” porque, “cuando uno tiene crianzas, esas horas de un domingo son malas para ver la televisión. Hay que bañar y dormir a los chavales”.