Compartir

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Lugo, José Clemente López Orozco, imputado en la Operación Pokémon, ha defendido de nuevo su inocencia tras el levantamiento parcial del secreto de sumario, al tiempo que ha descartado dimitir. De hecho, llega a afirmar que el PSdeG “sabe” de su disposición a presentarse de nuevo a las próximas elecciones municipales.

“Yo estoy dispuesto a que sí (presentarse de nuevo a las municipales), eso depende de muchas circunstancias ajenas a mí, el partido, me puede decir, mira Pepe, son 16 años de servicio a la ciudad, y yo no pondría ningún problema, el partido sabe mi disposición porque estoy entregado por completo a algo que es fundamental, el servicio público”, ha explicado López Orozco en una entrevista concedida a la Cadena SER, difundida por la propia cadena.

Así, ha garantizado que “si alguien levanta” la alfombra de su despacho “verá que no hay absolutamente nada irregular” y niega haber recibido dinero de Vendex a cambio de un trato de favor. “Yo puedo decirle que la alfombra de mi despacho está perfectamente limpia desde siempre, se puede levantar antes, ahora y después”, ha asegurado.

De este modo, el alcalde de Lugo sostiene que de lo que se extrae de lo conocido hasta ahora del sumario de la Pokémon, le parece “algo fuerte” hablar de “acusaciones” hacia su persona, pues considera que son “presumibles deducciones o inferencias del servicio de Vigilancia Aduanera” y espera que no estén “asumidas por la jueza”, porque son “absolutamente falsas”.

Sobre la llamada para ayudar a una familia en problemas, Orozco justifica: “Es verdad que sí tuve esa llamada de teléfono, pero sin pedir ni recibir nada a cambio, que quede claro, y si no queda claro, es que la Justicia no funciona nada bien”.

“Nunca me ofrecieron nada ni a mí, ni por persona interpuesta, lo único que aparece es una llamada telefónica donde después de hacer numerosas gestiones con otras empresas y, al no aparecer la posibilidad de ayudar a una familia que lo estaba pasando mal, como lo están pasando mal, si había algo para esa persona que estaba enferma, ya murió”, prosigue en intervención.

Por todo ello, tras reconocer que lo está “pasando mal”, dice tener “la fortaleza” de saberse “inocente” y se niega a dimitir “por una denuncia falsa”, a la vez que ha recordado que en el caso Campeón acabó “desinculpado totalmente”.

LIÑARES

Asimismo, en una entrevista concedida a EL PAÍS, que recoge Europa Press, Orozco se refiere a su relación con uno de los principales imputados en la Operación Pokémon el exconcejal en Lugo Francisco Liñares para asegurar que “fue un compañero de corporación como otros muchos”. “Nunca sospeché nada de él”, garantiza, pero tras lo visto en el sumario dice que “da la impresión de que tenía dos caras”.

Preguntado sobre si ha hablado con Liñares tras su salida de la cárcel, Orozco ha expresado que “sólo” habló con él “el día que salió”. “Le pregunté qué tal estaba, cómo lo había pasado, búscate quien te defienda, un abrazo y adiós; no he vuelto a hablar con él”, ha dejado claro.