sábado, 26 septiembre 2020 3:59

Margallo viajará a Irán los próximos 4 y 5 de marzo, en la primera visita de alto nivel en una década

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, viajará a Irán los próximos 4 y 5 de marzo, en la primera visita de alto nivel de un representante de la Administración española en casi una década, han avanzado a Europa Press fuentes diplomáticas.

El jefe de la diplomacia española adelantó hace unas semanas su intención de desplazarse a Teherán para apoyar el proceso que ha llevado a la UE a suspender durante seis meses parte de las sanciones económicas impuestas a Irán, a cambio de que el régimen iraní congelase parcialmente su programa nuclear.

Pero su presencia en Irán también aspira a contribuir a reforzar la presencia de las empresas españolas en ese país cuando la normalización de las relaciones concluya.

El ministro se ha referido en repetidas ocasiones a los “sacrificios” que hizo España cuando la UE consensuó las sanciones impuestas a Irán, porque hasta entonces importaba petróleo de este país equivalente a un 14 por ciento de sus necesidades energéticas.

Además, España suele incidir en el hecho de que las sanciones no buscaban un cambio de régimen sino que Teherán volviera a la mesa de negociaciones, tal y como ha sucedido.

Ese intento de ir preparando el camino para la normalización de las relaciones entre ambos países empezó a escenificarse en septiembre pasado, con el encuentro que mantuvieron el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente iraní, Hassan Rohani.

Más recientemente, Margallo tuvo ocasión de reunirse con el vicepresidente iraní, Mohamed Ali Nayafi, que visitó España con motivo de la Feria Internacional de Turismo FITUR. Nayafi también se vio con el titular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

FELIPE GONZÁLEZ Y DURAN, LOS ÚLTIMOS EN IRÁN

La última visita de alto nivel de una autoridad española se remonta a mayo de 2005, cuando una delegación parlamentaria encabezada por el diputado de CiU Josep Antoni Duran i Lleida estuvo cuatro días en el país. El viaje se produjo en medio de las amenazas de la República Islámica de que reanudaría sus actividades de enriquecimiento de uranio como parte de su programa nuclear.

Un año después, se desplazó a ese país el expresidente del Gobierno Felipe González, pero la visita fue de carácter privado. Para encontrar un desplazamiento de un ministro de Exteriores español, hay que remontarse a 2004, cuando ocupaba la cartera la 'popular' Ana Palacio.

En la relación con Irán pesan fundamentalmente los intereses económicos. En 2011 era el principal proveedor de petróleo de España, importaciones que se cortaron desde mayo de 2012 como consecuencia de las sanciones.