lunes, 28 septiembre 2020 15:13

Rafa Nadal: “Tengo toda la intención de estar en la Davis para mantenernos en el Grupo Mundial”

“Faltan muchos meses para la eliminatoria de permanencia en el Grupo Mundial de la Davis, pero si no hay ningún contratiempo ni ninguna lesión, sí que tengo toda la intención de estar allí para ayudar al equipo a mantenernos”, confesó Rafa Nadal en declaraciones al programa 'El partido de las 12' de la Cadena COPE recogidas por Europa Press.

El número uno del mundo se lamentó de no haber podido ayudar a la selección española en la primera ronda, en la que “no podía estar” por su participación en Australia. “Voy a ser claro, confiaba en estar en estos cuartos de final. Mi ilusión era competir para ganar esta Copa Davis. Y sinceramente espero poder ayudar el año que viene a tener opciones de volver a vencer”, comentó el de Manacor.

En cuanto a su derrota en la final del Abierto de Australia ante el suizo Wawrinka hace unos días, Nadal admitió que, debido a su lesión, no se vio con “opciones de ganar”. “Aun así no tuve intención de retirarme. Fue la peor hora y media que he pasado en una pista de tenis”, señaló.

El jugador balear reconoció que vivió “uno de los peores momentos posibles” debido a la lesión. “Estar enfrente de una final de 'Grand Slam' ante 15.000 espectadores, en un partido al que llegas bien preparado, después de haber pasado una semana complicada con la llaga en la mano, de llevar meses preparándome y con este torneo entre ceja y ceja, y que ocurra eso, es parte de la vida del deportista. Pero ha tocado así, y tengo que aceptarlo e intentar seguir creándome opciones para el futuro”, asimiló.

“ACEPTO MUY BIEN LAS DERROTAS”.

En cuanto a su estado anímico, Rafa Nadal no se mostró muy afectado por la derrota. “Soy una persona que acepta muy bien las derrotas, siempre lo he hecho. Cuando pasan unas horas no pienso más en ello, aunque esta vez me está costando un poquito más. Al fin y al cabo era un partido importante para mí y no lo pude competir. Ahora quiero volver a jugar, es la mejor manera de olvidarlo”, dijo.

Sobre las lágrimas que derramó sobre la pista de Melbourne, el manacorí explicó que no se debían al dolor físico, sino a su “impotencia” por verse “inhabilitado para poder competir”. “Evidentemente son momentos complicados de aceptar y más cuando estás en medio de la pista y sabes que no vas a ganar. No me retiré porque creo que era la única manera de salir al menos con la cabeza alta, que es lo que hice”, sentenció.

Nadal dejó claro que en ningún momento tuvo opciones de remontar el partido, a pesar de que los aficionados creyeron como siempre en sus posibilidades. “Estoy agradecido a toda la gente que tenía esa confianza en mí, pero sinceramente gané el tercer set por errores de mi rival. Creo que él en un momento dado tuvo la sensación de que tenía la final ganada por el estado en que yo estaba. En el momento en que él se consiguió serenar otra vez y jugar un partido normal de tenis, se acabó el partido”, indicó.

Por último, el número uno del mundo habló de su recuperación, que lleva “bien”, aunque su participación en el torneo de Buenos Aires, que arranca el próximo lunes, depende de su “evolución”, sus “sensaciones” y la “opinión de los médicos”. “He seguido con el mismo tratamiento desde que volví de Melbourne. Sólo he estado reposando y he intentado hacer la rehabilitación adecuada para estar en pista lo antes posible, mi intención es volver a entrenar el jueves”, concluyó Nadal.