Compartir

DUBÁI, 1 (Reuters/EP)

El presidente iraní, Hasán Rohani, ha conseguido el apoyo de los ayatolás, la cúpula religiosa que ostenta el poder último en la República Islámica iraní, para la nueva política internacional gubernamental, que pasa por acordar con las principales potencias mundiales una solución para el contencioso sobre el polémico programa nuclear iraní.

El vicepresidente primero, Eshaq Jahangiri, visitó al consejo de ayatolás en la ciudad santa de Qom y les explicó lo pactado hasta el momento con el conocido como Grupo 5+1, formado por Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia más Alemania, informa la agencia de noticias oficial iraní, IRNA. Según esta fuente, los clérigos de Qom han aceptado unánimemente la actual política.

“Este Gobierno ha inspirado esperanza en nuestra sociedad. Su forma de comunicarse nos ha alineado con otras culturas”, ha destacado el gran ayatolá Lotfolá Safi Golpaygani.

Los ayatolás, liderados por el guía supremo, Alí Jamenei, son el sector más conservador y dominante del régimen iraní y desde estos estamentos se han lanzado duras críticas a las concesiones realizadas por Irán en virtud del acuerdo interino alcanzado en noviembre y que se aplica desde el pasado 20 de enero. En virtud de este acuerdo, Irán paraliza parcialmente el enriquecimiento de uranio a cambio de una rebaja de las sanciones impuestas por Estados Unidos y la UE.

Ahora Irán y el Grupo 5+1 tienen seis meses de plazo para lograr un acuerdo definitivo que ponga fin al conflicto, ya que Estados Unidos y sus aliados temen que Irán aspire a conseguir armamento nuclear.