Compartir

Dice que no admitirá “chantajes” y que los presos de la banda ya saben lo que tienen que hacer para acogerse a beneficios penitenciarios

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que su responsabilidad es “ir a por ETA” mientras que ésta siga siendo una organización terrorista y que, por ello mismo, no ve “ninguna razón” para cambiar la política penitenciaria.

En una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, Rajoy ha defendido que la política antiterrorista de su Gobierno es la misma que la que defendió con anterioridad como ministro del Interior. “ETA es una organización terrorista y, mientras siga siéndolo, mi responsabilidad es ir a por esa organización terrorista”, ha alegado.

Rajoy ha dicho que no quiere entrar en “polémicas” al ser preguntado por las críticas vertidas desde sectores del PP y desde algunas asociaciones de víctimas. Según él, el Gobierno ha cumplido la ley, incluyendo la política penitenciaria.

En este sentido, ha rechazado modificar la política penitenciaria después del último comunicado de los presos de ETA –ha calificado de “repugnante” el acto que celebraron en Durango, que “intentaron que no se produjera”– y ha recordado que éstos ya saben lo que tienen que hacer para acogerse a beneficios penitenciarios de acuerdo a la ley.

A una pregunta directa, Rajoy ha respondido que “ojalá no” vuelva ETA a atentar en el caso de que el proceso para poner fin al terrorismo no avance. “Pero un Gobierno y el Estado no pueden aceptar el chantaje de nadie”, ha advertido.

CANDIDATOS ABERTZALES

Rajoy ha reiterado que no pudo hacer nada más para frenar la derogación de la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El jefe del Ejecutivo ha expuesto que no pudo hacer otra cosa que “acatar y respetar” esa decisión, a pesar de que no le gustó. Además, ha pedido respeto para los jueces españoles que llevaron a cabo las excarcelaciones.

El presidente se ha referido al informe jurídico que ha pedido para cambiar la ley e impedir que los presos excarcelados en virtud de la doctrina Parot puedan concurrir como candidatos en las próximas elecciones municipales. No obstante, ha pedido no adelantarse a los acontecimientos al ser preguntado si esto implicaría al histórico de la izquierda abertzale dirigente Arnaldo Otegi.