Compartir

NUEVA YORK, 19 (Reuters/EP)

El ex jugador de baloncesto NBA Dennis Rodman, conocido últimamente por su autoproclamada “labor diplomática” para estrechar relaciones con Corea del Norte, ha ingresado en un centro de rehabilitación para tratarse de problemas con el alcohol, según confirmó su agente este domingo.

Rodman viajó la semana pasada a Corea del Norte acompañado de jugadores retirados de la NBA para felicitar al líder norcoreano, Kim Jong Un, por su cumpleaños y disputar un encuentro con un combinado de jugadores norcoreanos, que acabó en derrota.

Antes del partido, Rodman realizó unas polémicas declaraciones a la cadena CNN durante una agitada entrevista en la que defendió las políticas del régimen norcoreano y justificó la detención en Corea del Norte del ciudadano estadounidense Kenneth Bae, acusado de propaganda y de predicar ilegalmente la religión cristiana.

Posteriormente, Rodman se disculpó por estos comentarios. “Había sido un día muy estresante. Mis sueños de hacer diplomacia con el baloncesto se estaban desmoronando. No es excusa, pero en el momento en el que se celebró la entrevista me encontraba muy incómodo y la situación acabó por superarme”, declaró a su regreso.

El jugador ingresó en el centro hace “unos días”, según su agente Darren Prince, que no reveló el lugar exacto de la instalación.