Compartir

La AVT exhorta al Ejecutivo a “defender a las víctimas” y decir a los presos que “lo único” que deben hacer es cumplir sus penas íntegras

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, ha afirmado este lunes que el comunicado publicado el pasado sábado por el colectivo de presos de ETA EPPK es “engañoso” y ha instado al Gobierno a mantener la “firmeza” que, a su juicio, aplica Instituciones Penitenciarias a los reclusos de la banda terrorista.

En una entrevista en la cadena COPE recogida por Europa Press, Portero ha calificado de “engañoso” y “tergiversador” ese comunicado, en el que los presos reconocen el “sufrimiento y daño multilateral generados” como consecuencia del conflicto y se muestran dispuestos a estudiar la posibilidad de que el proceso que culmine con su “vuelta a casa” se efectúe “de manera escalonada, mediante compromisos individuales y en un tiempo prudencial”.

En su opinión, lo que se pretende con esta declaración, a la que da “credibilidad cero”, es “reescribir el relato” al utilizar la expresión “daño multilateral” para incluir entre las víctimas a “los muertos de ETA en enfrentamientos policiales”.

Otro objetivo de los presos etarras es, según Portero, “dar la impresión de que están por la labor de terminar esto”. Sin embargo, “la única manera de acabar con esto es que ETA diga que se disuelve, que entregue las armas y que los más de 50 terroristas que están en la clandestinidad y tienen causas pendientes se pongan a disposición judicial”, ha subrayado.

“DAR ÁNIMOS” A LOS QUE SIGUEN EN PRISIÓN

Asimismo, el presidente de Dignidad y Justicia ha atribuido la publicación del comunicado a un deseo de “dar ánimos” a los reclusos de la banda terrorista que aún están en prisión pese al fin de la doctrina Parot, con el fin de “que parezca que van a conseguir lo mismo que sus compañeros”.

Pero “tienen que saber que todavía les quedan muchos años y que algunos no lo vamos a permitir”, ha afirmado Portero, que ha recordado que aún hay “350 casos de asesinato sin resolver” y ha añadido que “el terrorismo de ETA no acabará hasta que se resuelvan”.

Ante esto, lo que debe hacer el Gobierno es “mantener la firmeza que mantiene el Ministerio del Interior en Instituciones Penitenciarias”, es decir, “mantener la política de dispersión”, no permitir “ningún acercamiento” de los presos al País Vasco y no conceder permisos a quienes no colaboran con la Justicia, algo –esto último– en lo que considera que “se está fallando”.

“SE PONEN LA PIEL DE CORDERO”

Por su parte, la presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha dicho en una entrevista en RNE que el comunicado de EPPK responde a una “estrategia” por la que los presos “se ponen la piel de cordero para conseguir sus objetivos”. Pero “lo único que tienen que hacer es cumplir sus penas íntegras”, y “que colaboren con la Justicia si realmente se arrepienten de algo”, ha manifestado.

Pedraza también ha relacionado este paso dado por los reclusos etarras con la derogación de la doctrina Parot y las consiguientes excarcelaciones. A su entender, “en España se les ha dado mucha facilidad y mucha rapidez para que estén todos en casa por Navidad” y los presos han visto que “es mejor acceder ahora” al proceso de reinserción conocido como la vía Nanclares al comprobar que en estos últimos meses se han concedido permisos a etarras pese a que “no cumplían los requisitos que se exigen”.

VÍCTIMAS INSULTADAS EN MANIFESTACIONES

En declaraciones a Onda Cero, la presidenta de la AVT ha dicho que ahora el Gobierno debería “dar un paso” y “defender a las víctimas del terrorismo”, sobre todo después de que en varias manifestaciones realizadas por víctimas el mismo sábado en distintos puntos de Euskadi, estas fueran insultadas por grupos de radicales.

“También habría que haber salido a decir: señores, ustedes son terroristas, están presos y lo único que tienen que hacer es acatar la ley y estar en la cárcel cumpliendo sus penas íntegras. Eso lo tiene que decir nuestro Gobierno”, ha recalcado.

La actitud de esas personas ante unas víctimas que fueron “increpadas, agredidas, insultadas y amenazadas” demuestra, a su juicio, que los presos etarras “no se arrepienten de nada”. “Nos dijeron que se alegraban mucho, que ellos estaban libres y los nuestros estaban en el hoyo”, ha agregado.

Para Portero, lo que se ha puesto de manifiesto es que el colectivo de víctimas del terrorismo “tiene el valor suficiente como para ir al País Vasco y decirles en su cara que son unos asesinos”, mientras que los etarras buscan como parte de su “victoria” que las víctimas “se hundan”.