miércoles, 23 septiembre 2020 18:47

Ferrer apea a un errático Nadal de la final de la exhibición de Abu Dhabi

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El tenista español David Ferrer se clasificó este viernes para la final del Mubadala World Tennis Championship, torneo de exhibición que se está disputando en Abu Dhabi, después de derrotar por un doble 6-4 al actual número uno del mundo, Rafa Nadal.

El estreno para afrontar la campaña que está a punto de comenzar no fue exitoso para el balear, demasiado errático en su primer partido competitivo tras el descanso desde la Copa de Maestros de Londres, y que notó la menor falta de ritmo respecto al de Jávea, que venía de jugar ya el jueves ante Stanislas Wawrinka.

'Ferru', que jugará su segunda final de este cita tras la perdida en 2011 ante el serbio Novak Djokovic, que podría ser nuevamente su rival si supera al francés Jo-Wilfried Tsonga, estuvo más sólido al servicio y siempre fue por delante en el marcador, lo que le ayudó a presionar a Nadal en los compases decisivos de cada parcial, repitiendo en ambos casos una rotura clave.

Sin embargo, antes de esos momentos y pese a no enfrentarse a la mejor versión de Nadal, el alicantino tuvo que superar momentos de dificultad. El número uno del mundo desperdició una bola de rotura en el séptimo juego, aunque luego en el siguiente, le devolvió la moneda a Ferrer. El de Jávea supo mantener la calma, aseguró sin excesivos problemas su siguiente servicio y desde el resto se benefició de un despiste del balear para romper y llevarse el parcial (6-4).

Nadal intentó asentarse en la pista para buscar la remontada, pero nunca acabó de encontrar la regularidad en su tenis. Pese a ello, en el quinto juego volvió a tener la ocasión de romper el saque a su compatriota, aunque tampoco lo aprovechó.

A partir de ahí, como sucediese en el primer set, los problemas fueron para el pupilo de Toni Nadal, que sufrió en el octavo juego para mantener su servicio, pero no lo pudo hacer con nuevamente 5-4 abajo y Ferrer presionó sobre el saque del manacorí para lograr el segundo 'break' del partido y definitivo para hacerse con el triunfo.