Compartir

El presidente advierte de que “el socialismo con peculiaridades chinas no cae del cielo”

PEKÍN, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente chino, Xi Jinping, ha asegurado este jueves que el Partido Comunista de China (PCCh) mantendrá en alto la bandera del pensamiento de Mao Zedong “para siempre” para perseguir el rejuvenecimiento del país, pero ha advertido de que no hay que “adorar como dioses” a los líderes de la revolución.

En un simposio celebrado por el Comité Central del PCCh en Pekín con motivo del 120 aniversario del nacimiento del difunto líder chino, Xi ha subrayado que Mao, el principal fundador del PCCh, del Ejército Popular de Liberación de China y de la República Popular China, fue un “gran revolucionario, estratega y teórico proletario”.

“Mao es una gran figura que cambió la situación de la nación y dirigió al pueblo chino a un nuevo destino”, ha añadido Xi, que también es secretario general del Comité Central del PCCh y presidente de la Comisión Militar Central, según informa la agencia oficial Xinhua.

Así las cosas, ha subrayado que se debe adoptar un correcto punto de vista histórico para evaluar a una figura histórica. “Los líderes revolucionarios no son dioses, sino seres humanos”, ha incidido.

“No podemos adorarlos como dioses ni prohibir al pueblo que apunte y corrija sus errores sólo debido a que son grandes figuras. Tampoco podemos repudiarlos ni borrar sus éxitos sólo por sus errores”, ha defendido.

“No debemos simplemente atribuir el éxito en las favorables circunstancias históricas a las personas, ni culpar a las personas por los reveses en las condiciones adversas”, ha afirmado Xi.

“No podemos usar las condiciones, el nivel de desarrollo y el conocimiento de hoy para juzgar a nuestros antepasados, ni pedirles que hubieran hecho cosas que sólo pueden ser realizadas por los sucesores”, ha insistido.

Según Xi, bajo las nuevas condiciones, los miembros del PCCh deben adherirse y aprovechar el “alma viva” del pensamiento de Mao Zedong, es decir, buscar la verdad en los hechos, la “línea de masas” y la independencia.

El PCCh inició en junio una campaña de un año para reforzar la “línea de masas”, una orientación que pide al partido único que dé prioridad a los intereses del pueblo.

SOCIALISMO CON PECULIARIDADES CHINAS

El presidente ha admitido hoy que no es fácil encontrar un camino correcto, al tiempo que ha subrayado que “el camino decide el destino de la nación”. “El socialismo con peculiaridades chinas no cae del cielo”, ha afirmado Xi, sino que se logró mediante los esfuerzos y sacrificios del PCCh y del pueblo.

Según el mandatario, sin los pros y contras de la experiencia histórica aprendida de la exploración práctica antes de la reforma y apertura, los procesos no hubieran sido tan fluidos. Por ello, ha agregado, para lograr el gran rejuvenecimiento del país, la clave reside en el PCCh.

En este sentido, se ha comprometido a “tratar seriamente las 'enfermedades' que dañan la naturaleza y pureza del Partido y arrancar cualquier 'tumor maligno' en el cuerpo sano del PCCh”.