Quantcast

El párroco de Borja y los otros arrestados realizan una prueba caligráfica en el juzgado

El abogado de los cinco miembros de una misma familia arrestados en la 'Operación Espino', Sergio Pérez, ha afirmado que “a fecha de hoy no hay nada sobre mis clientes”, y ha opinado que, tal y como van las cosas, el caso, por el que también fue detenido el párroco de Borja, Florencio Garcés, finalmente será archivado.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación este lunes, después de que uno de sus defendidos, José Luis Carbonel, haya entrado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Tarazona a realizar una prueba caligráfica. Asimismo esa prueba también la ha tenido que hacer el sacerdote.

La Guardia Civil detuvo el pasado 29 de noviembre a Florencio Garcés, de 70 años, párroco de la Colegiata de Santa María de Borja, por su posible implicación en varios delitos, entre ellos, apropiación indebida de dinero de la parroquia. Días más tarde fueron detenidas otras cinco personas, que al igual que el sacerdote, se encuentran en libertad con cargos.

Comentarios de Facebook