Compartir

Un mes después la Audiencia Nacional acordó su salida de prisión para el 25 de diciembre tras la derogación de la doctrina Parot

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El preso disidente de ETA, Andoni Múñoz de Vivar Berrio, acogido a la denominada 'Vía Nanclares' solicitó a la Audiencia Nacional que se le aplicase un tercer grado penitenciario para poder compaginar su trabajo como limpiador en el Metro de Bilbao con las horas a las que está obligado a pasar en prisión en virtud del artículo 100.2 con el que cumple condena, han informado a Europa Press fuentes penitenciarias y jurídicas.

El abogado de Muñoz de Vivar presentó a principios de octubre un escrito en este sentido ante la Audiencia Nacional, pero un mes después, el 26 de noviembre, la Sala de lo Penal de este tribunal acordó adelantar su salida de la cárcel al próximo 25 de diciembre en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que derogó la 'doctrina Parot'.

Muñoz de Vivar ya tenía permiso para salir de lunes a viernes de la cárcel de Basauri (Vizcaya) para trabajar en el suburbano bilbaíno en un horario nocturno de siete horas la jornada, concretamente desde las 23.00 hasta las 6.00 horas, según las mismas fuentes consultadas.

ACEPTA CONTROL TELEMÁTICO

Este preso tiene la obligación de acudir a la prisión entre las 7.00 y las 15.00 horas y posteriormente vuelve a salir a la calle. Pidió el tercer grado alegando que tenía dificultades para terminar su jornada laboral y llegar puntual a la prisión. En concreto, ha pedido que se le aplique un tercer grado con el artículo 86.4 del reglamento penitenciario mediante el cual no tendría que regresar al centro penitenciario al admitir voluntariamente estar sujeto a control telemático.

Andoni Muñoz fue expulsado de ETA en enero de 2010 junto a cuatro disidentes de la banda acusados de “haberse situado fuera de la disciplina y el respaldo del Colectivo (de presos de la organización criminal”. Desde ahora “hablarán y ejercerán a título personal”, añadía el EPPK en un comunicado.

Andoni Múñoz, alias 'Txinista', fue detenido el 26 de octubre de 1994 por su presunta colaboración con el 'comando Vizcaya' de ETA. Fue condenado a un total de 67 años de cárcel por la colocación de artefactos explosivos y tenencia de armas, según los datos recogidos por Europa Press.