Compartir

Defiende la “reconciliación” social y pide que nunca se critique a las víctimas, “aunque digan cosas que no correspondan con un perdón”

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Empresarial Vasca, Confebask, Miguel Ángel Lujua, ha llamado a “parar” los rebrotes de 'kale borroka' y “descubrir a los violentos” para “apartarlos de la sociedad”. Además, ha defendido la “reconciliación” social en Euskadi, y ha pedido que “nunca” se critique a las víctimas, “aunque digan cosas que no correspondan con un perdón absoluto”.

En una entrevista concedida a Europa Press, el máximo dirigente de la patronal vasca ha asegurado que, en lo referente a la trayectoria de ETA, “se ha pasado página” y es una idea en la que se debe insistir para que “esa página esté perfectamente lacrada” y la “vuelta atrás” sea “imposible”.

No obstante, ha admitido que se han producido, a lo largo del verano, algunos acontecimientos que parecían reflejar una “vuelta al pasado”. “En las fiestas de los pueblos, nuestras fotos (dirigentes empresariales vascos) han estado en carteles, y, por lo tanto, es una situación compleja”, ha dicho.

También ha recordado que, en el último mes, se han dado otros actos de 'kale borroka' como la quema de contenedores. Ha advertido de que estos episodios no son buenos”, por lo que ha pedido a la izquierda abertzale “que los ataje lo antes posible” para, “entre todos, detectar cuáles son los grupos que protagonizan los rebrotes de violencia callejera”. “Hay que pararlos y no permitir que el pasado forme parte de nuestro futuro”, ha dicho.

Lujua ha reconocido que, respecto a estos ataques, ya se ha producido un pronunciamiento “en contra” de la izquierda abertzale, que ha valorado. “A los violentos hay que alejarlos, descubrirlos y apartarlos de una sociedad que necesita otro tipo de forma de actuación”, ha apuntado.

El máximo dirigente de Confebask considera que este tipo de actuaciones deben ser “repudiadas por todas las personas” porque “compañeros de viaje que quieran quemar cosas no tiene su sitio en una sociedad moderna”.

RECONCILIACIÓN

Lujua ha aludido a la reciente excarcelación de exmiembros de ETA, algunos de ellos condenados por acciones terroristas que han tenido por objetivo a miembros del colectivo empresarial. Según ha explicado, algunas de estas víctimas “han perdonado”, en lo que constituye una actitud “elogiable”, y otras todavía no han logrado olvidar.

“Cuando te hacen daño, decir que hay que perdonar, es fácil, pero perdonar, es muy difícil. Hay un colectivo de víctimas que ha perdonado, y otro que todavía recuerda el daño causado, a las que les va a costar tiempo, y que hay que ayudar”, ha manifestado.

Según su diagnóstico, la sociedad vasca “va a ir pasando página poco a poco”, ante la entrada “en un mundo nuevo” en el que “necesitamos reconciliarnos”. “Pediría a la sociedad tranquilidad, hay que pasar página, ayudar a las víctimas y nunca criticarlas, aunque a veces digan cosas que no se correspondan con un perdón absoluto”, ha manifestado.

PAROT

Por otra parte, ha dicho que “a pesar de que a todo el mundo no guste” y es “una circunstancia que unos entienden y otros no”, se ha demostrado que “la 'doctrina Parot' tenía una visión concreta y hay que poner en la calle a personas que han cometido delitos”.

Por otra parte, ha destacado que, entre el colectivo de excarcelados, hay también “presos comunes no rehabilitados”. “Estoy seguro de que los presos de ETA que han salido a la calle han matado, pero no van a volver a matar. Sin embargo, hay delincuentes comunes que han violado o asesinado y no están reinsertados. Eso sí que me preocupa también bastante. Que vuelvan a delinquir”, ha señalado.

VENTANA ABIERTA A LA ESPERANZA

El presidente de Confebask ha asegurado que la paz “ha abierto una ventana de esperanza” también en el ámbito económico, porque “los inversores y empresas ya no tienen miedo a un momento de ausencia de paz como el vivido”.

Aunque ha admitido que la coincidencia de la ausencia de violencia con una situación de crisis intensa “apaga un poco la ilusión” ha reiterado que la paz es “un elemento fundamental para salir de la crisis”. “La violencia era el enemigo número uno”, ha concluido.