Compartir

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, ha destacado este miércoles que la restauración del diálogo con India es una de las prioridades de su Gobierno y ha manifestado que la mejora de sus relaciones “podría abrir una nueva era de paz y prosperidad en la región”.

Así, ha manifestado que Pakistán “desea mantener relaciones pacíficas y amistosas no sólo con India, sino también con todos los países de la región”, según ha informado la cadena de televisión paquistaní Geo TV.

Los dos rivales, ambos propietarios de armas nucleares, han luchado en tres ocasiones desde 1947, dos de ellas en torno al territorio de Cachemira. Ambos países controlan una parte de la región, de mayoría musulmana, pero reclaman la totalidad del territorio. Durante toda una década, la frontera de Cachemira ha sido escenario de una tregua entre Pakistán e India, a pesar de haberse roto en varias ocasiones por emboscadas y tiroteos entre los dos Ejércitos.

India se ha enfrentado a la insurgencia en su zona de Cachemira desde 1989, y lleva años acusando a Pakistán por apoyar a los combatientes para que luchen contra el Gobierno indio. Islamabad ha negado esta acusación, y ha asegurado que sólo ofrece “apoyo moral” a la población musulmana de Cachemira que vive bajo el “severo Gobierno indio”.

A pesar de la negativa de Pakistán, milicianos paquistaníes respaldados por el Ejército llevan años cruzando la Línea de Control (LoC) e infiltrándose en la zona india. Nueva Delhi ha asegurado que este año ha habido un aumento en los intentos de los combatientes de cruzar a su zona de Cachemira.

Los analistas creen que esta tendencia continuará mientras ambos países luchan por aumentar su influencia en Afganistán, zona de donde las tropas de la OTAN tienen programado retirarse a finales de 2014. Ambos temen que su enemigo esté intentando instalar un gobierno títere en Kabul.