Compartir

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Como cada año por estas fechas el American Film Institute (AFI) ha publicado su top-ten con lo mejor del año cinematográfico, y televisivo, estadounidense. Una lista en la que no hay casi ninguna sorpresa.

Los premios AFI reconocen a las producciones que durante el año han supuesto un “avance en el arte de la imagen en movimiento, mejoran la herencia cultural de esta forma de arte en Estados Unidos, inspiraron al público y artistas por igual y/o dejaron huella en la sociedad estadounidense”.

Unos requisitos que, según jurado de AFI -compuesto por miembros de AFI, académicos, críticos y artistas de cine y televisión- cumplen estos diez filmes: 12 años de esclavitud de Steve McQueen, American Hustle (La gran estafa americana) de David O. Russell, Capitán Phillips de Paul Greengrass, Gravity de Alfonso Cuarón, Al encuentro de Mr. Banks de John Lee Hancock, El lobo de Wall Street de Martin Scorsese, Fruitvale Station de Ryan Coogler, Her de Spike Jonze, A propósito de Llewyn Davis de los hermanos Coen y Nebraska de Alexander Payne.

Los equipos creativos de cada una de las producciones reconocidas serán homenajeados en un almuerzo que tendrá lugar el 10 de enero en Los Angeles. Un evento en el que se mostrarán los clips de los premiados y en el que el jurado exhibirá las razones por las que cada una de las películas fue elegida.

En esta lista no hay muchas sorpresas -tan solo hubieran podido calificarse como tales Fruitvale Station o Her, dos títulos que la temporada de premios ha colocado en primera línea- pero si algunas ausencias que pueden llamar la atención.

TERMÓMETRO PARA LOS OSCAR

Es el caso de Blue Jasmine, la cinta de Woody Allen con la que Cate Blanchett tiene ya medio Oscar en el bolsillo, el drama sobre SIDA protagonizado por Matthew McConaughey Dallas Buyers Club o El mayordomo de Lee Daniels que partía con aspiraciones oscarizables y ya no está en casi ninguna de las quinielas. El pasado año, ocho de las nueve nominadas al Oscar a Mejor Película fueron elegidas en el top-ten de AFI.

“La publicación de los AFI Awards es un momento para que los narradores más destacados de 2013 hagan una pausa y se vean no como competidores, sino como una comunidad”, dijo Bob Gazzale, presidente y CEO de AFI en un comunicado.

“Reconocer las contribuciones colectivas a rico legado cultural de Estados Unidos es a la vez un mandato nacional de AFI y honor”, sentenció el mandatario de esta sociedad cuyo máximo cometido es conservar el legado cinematográfico producido en Estados Unidos.