Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, ha afirmado este domingo que está “dispuesta a disolver el Parlamento, dimitir” y convocar elecciones en un plazo de 60 días, como estipula la ley, “si eso es lo que quieren la mayoría de los tailandeses”.

En un programa especial televisado, Yingluck ha insistido en que la demanda de los manifestantes opositores de crear un Consejo del Pueblo –que sustituiría al Gobierno– y que el cargo de primer ministro esté avalado por la Casa Real no se puede satisfacer porque la Constitución no lo permite.

“Sin embargo, si los manifestantes y el principal partido político no se ponen de acuerdo en las propuestas o no aceptan el resultado de los comicios, la crisis política seguramente se prolongará”, ha advertido la jefa del Ejecutivo, citada por el diario 'The Nation'.

A su juicio, esto “sería comparable a la situación política de 2006, cuando un partido” (el Partido Demócrata) “boicoteó unas elecciones generales que produjeron un vacío político y, finalmente, un golpe de Estado”.

Los opositores llevan varias semanas protestando en las calles de Bangkok, amenazando con expulsar del poder a la primera ministra y acabar con la influencia que ejerce en el país su hermano y predecesor en el cargo, el exiliado Thaksin Shinawatra. Este lunes, Suthep Thaugsuban, exdiputado del Partido Demócrata, liderará una concentración masiva en la capital contra el Gobierno.

Yingluck ha indicado que su Ejecutivo ha propuesto la creación de un foro en el que debatir las demandas de los manifestantes. “Y si no se pueden resolver los conflictos, propongo que se celebre un referéndum popular para que todo el pueblo pueda decidir. Todos los partidos y los manifestantes aceptarán los resultados del plebiscito para que se resuelvan los conflictos”, ha señalado.