Compartir

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

El Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) ha modernizado su organización y estructura interna, y se ha volcado en proyectos de transparencia y responsabilidad social, en el marco de un proceso de trabajo que ha durado un año y que ha culminado con la consecución del certificado de Responsabilidad Social IQNet SR10, que la dirección se propone mantener.

El museo, que de esta forma se ha convertido en la primera institución cultural del Estado en conseguir este certificado que concede Aenor, se ha querido desmarcar de la imagen de “museo pesado, antiguo y demasiado burocrático”, en favor de una estructura más eficiente y moderna, ha explicado este jueves el director del MNAC, Pepe Serra.

La institución museística ha iniciado este “proceso de transformación largo y difícil”, con certificación renovable cada tres años y controles anuales, en el marco del nuevo plan estratégico iniciado por Serra hace dos años.

Con el certificado, el museo más grande de Catalunya se compromete a establecer planes de conciliación, igualdad y flexibilización laboral para sus empleados –que han participado activamente en este plan–, a exigir unos criterios de responsabilidad social y medioambiental a sus proveedores y, de forma especial, intensificar el retorno social de la actividad del museo.

MUSEO SOCIAL

“El museo será social o no será”, ha dicho Serra en tono de broma, para ejemplificar la vocación social de la institución que se enfrenta –como el resto de museos– al gran reto de ser influyente y relacionarse con el entorno, para no convertirse en un mero contenedor de obras de arte.

Una de las consecuencias prácticas de este proceso de certificación se ha materializado en una revisión de las tarifas y en el hecho de que el museo ha pasado de abrir gratis un domingo al mes a abrir, también de forma gratuita, todos los sábados a partir de las 15 horas de la tarde: “Tenemos menos ingresos, pero más público, y eso nos interesa”, ha ilustrado Serra.

El museo ha contado en 2013 con un presupuesto de 13,4 millones de euros –1,2 millones de euros menos que 2012–, de los que un 30% proceden de fuentes de ingresos propios, ya sea con venta de entradas o mecenazgo.

CÓDIGO ÉTICO: “MINICONSTITUCIÓN”

El gerente del MNAC, Josep Maria Carreté, ha destacado que ahora el centro cuenta con un código ético, convertido como una “miniconstitución” para el buen gobierno y la transparencia, y ahora se propone elaborar un código anticorrupción, para cumplir con las retos que plantea el certificado, que solo ostentan 32 entidades públicas y privadas en el mundo.

El museo recibirá el certificado el 10 de diciembre en un acto público que presidirá el experto Christian Felber, quien impartirá una conferencia sobre la economía del bien común.

El certificado es el primer estándar internacional de Sistema de Gestión de la RS y ha sido desarrollado por IQNet, la red más importante de certificación, de la cual Aenor forma parte, y trabaja para integrar la responsabilidad social en todos los ámbitos de organización, ha informado este miércoles el museo en un comunicado.