Compartir

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

España “está negociando” con Reino Unido la puesta en marcha de un nuevo esquema de cooperación regional con Gibraltar que sustituya al Foro tripartito y que contempla la participación, además de las autoridades del Peñón, de “las autoridades regionales y locales españolas competentes según la materia que se discuta en cada momento”.

Así lo asegura el Gobierno en una respuesta parlamentaria al diputado del PSOE Alex Sáez –a la que ha tenido acceso Europa Press– en la que precisa que este nuevo foro se centraría “únicamente en cuestiones que atañen directamente a la cooperación entre los habitantes de uno y otro lado de la Verja”.

Este nuevo esquema de cooperación, de salir adelante, está llamado a sustituir al Foro de Diálogo creado en 2004 por el anterior Gobierno socialista que el Ejecutivo de Mariano Rajoy dio por enterrado nada más llegar al poder.

Este foro “quedó bloqueado como consecuencia de la insistencia por parte de las autoridades locales de Gibraltar de utilizar las conversaciones sobre aspectos técnicos y cooperación local para avanzar en sus pretensiones en materia de soberanía”, explica el Ejecutivo de Rajoy en su respuesta.

En ella el Gobierno deja claro que “no acepta esa utilización de un mecanismo de cooperación regional, que además adolecía de un importante desequilibrio al no contemplar la participación de las administraciones regionales y locales españolas”.

En estas negociaciones, se llegó a plantear la participación de la Comisión Europea en estos eventuales encuentros, denominados 'ad hoc', cuando tratasen de materias en las que Bruselas tiene competencia, como en medio ambiente y pesca.

La respuesta del Gobierno no menciona este punto, pero sí que da “la bienvenida a la implicación de la Comisión Europea en su función de guardiana del estricto cumplimiento del Derecho de la Unión Europea”.

Hace pocas semanas, Bruselas envió a España y Reino Unido sendas cartas con recomendaciones para mejorar la cooperación en la Verja, después de enviar una misión de expertos al Peñón como consecuencia de una queja que presentó Londres contra los controles que reforzó España el verano pasado, que veía “desproporcionados y políticamente motivados”.

España quedó muy satisfecha con la posición de la Comisión Europea, que concluyó que nuestro país no había infringido las normas comunitarias al reforzar los controles en la Verja en verano pasado, como buscaba Londres, que veía esos controles una represalia por el lanzamiento de 70 bloques de hormigón al mar por parte de Gibraltar.

Aunque Bruselas ha pedido a España que adopte medidas para agilizar el tráfico de personas y vehículos en la Verja, en su carta a Londres instaba a que Gibraltar luchase de manera más eficaz contra el contrabando de tabaco.

El Ejecutivo español recuerda en su respuesta al diputado socialista que el cumplimiento del Derecho de la UE “es en todo caso responsabilidad de España y Reino Unido, en su condición de Estados Miembros”.