Compartir

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE castellano-manchego, Emiliano García-Page y el portavoz socialista en el Senado, Marcelino Iglesias han subrayado este jueves la “honestidad” del secretario general de UGT, Cándido Méndez y han salido en defensa del papel de los sindicatos en la democracia española.

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, García-Page ha subrayado que “si hay cuatro mangantes que han hecho algo que no deben” tienen que pagar por ello conforme a lo establecido en el Código Penal, pero que quien no haya hecho nada no tiene por qué pagar.

Es más, cree que UGT “es una organización muy limpia y Cándido es de los más honesto que hay en España” y ha alertado de la “demonización” y del “intento de acabar con todo con la excusa de la crisis”. “A mí me molesta que me metan en el mismo saco que a Bárcenas, porque tendré muchos defectos pero soy honesto”, ha dicho en alusión al extesorero del PP.

Aunque ha recordado que PSOE y UGT son organizaciones “separadas y a veces enfrentadas”, Page ha destacado el papel de los sindicatos en España y ha avisado de que “son organizaciones a las que se echa de menos cuando no están”.

En una línea similar se ha manifestado su compañero en el Senado y expresidente aragonés Marcelino Iglesias, que ha confiado en la investigación que haga la propia UGT y ha subrayado que los errores deben corregirse, pero no convertir el caso en una “cacería sindical”.

Preguntado por el borrado de datos informáticos que ha denunciado la federación andaluza del sindicato, Iglesias ha respondido que UGT es la primera interesada en que se aclare el asunto. A su juicio, cualquier organización puede cometer errores, pero lo grave sería no tener capacidad de reacción y UGT “está demostrando” tenerla.

RAJOY HA DADO POCAS EXPLICACIONES SOBRE BÁRCENAS

De igual modo, el portavoz socialista en el Senado cree que el PP debería ser el primer interesado en que se aclare el 'caso Bárcenas' y que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado “muy poquitas explicaciones” sobre un asunto que no es “un problema puntual de facturas falsas” sino de presunta “financiación irregular” durante 20 años.

Para Iglesias, el PP está buscando “explicaciones” pero no parece tener “suficiente interés” en llegar al fondo del asunto y corregirlo. Y además, ha calificado de “bastante escandaloso” que responsables 'populares' hayan podido cobrar sobresueldos y ahora estén pidiendo “austeridad” a los ciudadanos y ajustando “casi un 10 por ciento” los sueldos de los españoles con la reforma laboral.