Compartir

La elección de dos días laborables y la falta de campaña publicitaria, claves del descenso

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La decimoséptima edición de las Jornadas de Puertas Abiertas que el Congreso ha celebrado este martes y miércoles ha concluido con una afluencia de público de 12.703 personas, la menor cifra de los últimos cinco años, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

En el primer día un total de 5.556 ciudadanos se acercaron al Palacio de la Carrera de San Jerónimo para conocer sus instalaciones, una cifra que se ha incrementado en la segunda jornada, hasta llegar a las 7.147 visitas, y eso que la Puerta de los Leones ha permanecido abierta hasta las 19.30 horas, media hora después de lo previsto, para recibir a sus últimos visitantes.

El incremento de visitantes en esta segunda jornada se achaca a la cobertura informativa del evento y a la presencia del propio presidente de la Cámara, Jesús Posada, y otros diputados en los medios de comunicación, que han otorgado mayor difusión a las jornadas.

Y es que este año el Congreso, por razones presupuestarias, había renunciado a hacer la campaña publicitaria en la que en anteriores ediciones destinaba unos 150.000 euros para promocionar las Jornadas de Puertas Abiertas.

3.000 CIUDADANOS MENOS QUE EN 2011

Aunque mejores que el primer día, los datos de este miércoles han confirmado la línea descendente de público en el Congreso de los últimos años. También ha influido que este año se han escogido dos días laborables, mientras que en anteriores ediciones se aprovechaba al menos un festivo o un día de fin de semana.

En 2011, la última edición de las Puertas Abiertas, el número de visitantes en los dos días (viernes y sábado) fue de 15.639 ciudadanos, mientras que en 2010 llegó a 16.708 personas. El año anterior, en 2009, la afluencia de visitantes al Congreso llegó a ser de 19.240 personas, aunque ese año las jornadas coincidieron con el Puente de la Inmaculada, lo que facilitó que más ciudadanos, muchos venidos de fuera de Madrid, se sumaran al evento.

El Congreso ha vuelto a organizar estas Jornadas de Puertas Abiertas tras el paréntesis de 2012, donde la actividad quedó suspendida por las obras llevadas a cabo en el hemiciclo y la cubierta del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

SÓLO UN PAR DE INCIDENTES

En esta edición sólo se han producido dos incidentes y ambos han tenido lugar alrededor de las seis de la tarde. La Policía ha sacado del Hemiciclo a un hombre que ha proferido gritos contra la Constitución, el Gobierno y los políticos en general y ha lanzado pasquines con una convocatoria de 'Toma el Congreso'.

Poco después una mujer se ha quejado de “como está dejando el país” el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, justo en el momento en el que pasaba por el escaño que éste ocupa en el 'banco azul'. Después, ya en la bancada del Grupo Socialista, ha generalizado su protesta alternando el grito de “Viva España” con el de “Vivan los chorizos de España”. Pero en este caso, el altercado no ha ido más.

Eso sí, muchos de los ciudadanos que han pasado estos días por la Carrera de San Jerónimo han aprovechado para recriminar su comportamiento a los pocos diputados que se han acercado a conocer a sus representados.