miércoles, 23 septiembre 2020 11:30

Posada pone fecha y hora para empezar la reforma del Reglamento del Congreso: 12 de febrero, a las cinco de la tarde

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ya ha puesto fecha y hora a su intención de reactivar la reforma del Reglamento de la Cámara, 'congelada' desde hace más de medio año: será el 12 de febrero, a las cinco de la tarde, cuando los distintos grupos parlamentarios deban empezar a poner en común sus distintas propuestas de mejora de las normas parlamentarias, vigentes desde 1982.

Posada ya adelantó este martes que había citado a los portavoces de la Comisión del Reglamento –que él mismo preside– para comenzar a trabajar en este asunto la segunda semana de febrero y ahora, en una entrevista en Radio Nacional, ya ha confirmado que será el próximo 12 de febrero cuando se pongan 'manos a la obra'.

Después de que la semana pasada el PP rechazara otra propuesta de la oposición para una reforma puntual del Reglamento, alegando precisamente que la Cámara tiene pendiente una revisión global de las normas de la Cámara, la oposición se conjuró para pedir a Posada que fijara sin más dilación una fecha, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

El presidente decidió adelantarse y ya ha puesto fecha y ahora serán los grupos los que deberán trabajar sobre las propuestas que tienen previsto llevar a esa cita, aunque algunas fuerzas políticas como el PSOE, IU o UPyD, tienen elaboradas ya sus mejoras reglamentarias desde hace tiempo. Sólo estaban esperando a que el PP o el propio Posada diera el 'pistoletazo de salida' al debate.

“ALGUNAS COSAS QUEDARÁN EN EL TINTERO”

El deseo del presidente de la Cámara es que antes de ese 12 de febrero las fuerzas con representación parlamentaria consensuen algunas propuestas que tengan en común para que el debate se haga más ágil ese día y los posteriores. No en vano, en la primera legislatura socialista se llegó a definir los ejes de esa reforma.

En este sentido, Posada se ha ofrecido a hablar con los distintos grupos parlamentarios “uno por uno” y hacerles ver que si realmente quieren una reforma de las normas que rigen el funcionamiento del Congreso, tienen que saber que “algunas cosas” conseguirán y otras se quedarán “en el tintero”.

De hecho, en la legislatura 2004-2007 todo el consenso se frustró al negarse PP y PSOE a acceder a la reivindicación que desde tiempo atrás vienen planteando los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos para que se pueda utilizar en la sede de la soberanía nacional el catalán, el euskera o el gallego.

ABOGA POR REGULAR LAS COMPARECENCIAS DEL PRESIDENTE

Las posibles modificaciones que se introduzcan en ese futuro nuevo Reglamento, según Posada, deberían permitir que haya “una agilidad mayor” en los debates y que los temas a tratar sean “más cercanos” a los ciudadanos, y también deberían exigir a los diputados unos comportamientos “más claros y transparentes”.

Pero, además, y al hilo de las escasas explicaciones de las que la oposición acusa a Mariano Rajoy a propósito del 'caso Bárcenas', Posada aboga por reformar en el Reglamento las comparecencias y las interpelaciones al presidente del Gobierno, entre otras cuestiones.

El presidente del Congreso se ha mostrado convencido que el resultado de esa reforma será “bueno” para los ciudadanos y ha dicho tener “esperanzas” en que si finalmente “predomina el sentido común, ésta salga adelante”.