Compartir

MADRID, 04 (EUROPA PRESS)

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha pedido este miércoles “comprensión” por parte de la ciudadanía para su departamento y ha reconocido que las concertinas colocadas en las vallas fronterizas de Melilla “no son la medida más agradable pero hay que ponerla”.

En este sentido, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, el ministro ha insistido en que “todos están en el mismo barco”, en alusión a todos los que “quieren la defensa de la dignidad y de los Derechos Humanos”. Sin embargo, ha apelado a “la obligación” de España de proteger sus fronteras que “son las fronteras exteriores de la UE”, de las redes de inmigración ilegal y de las mafias dedicadas al tráfico de personas.

Asimismo, considera que decir que se han puesto “cuchillas” en las vallas “no es neutral” porque, según ha puntualizado, “el nombre técnico son concertinas” y en realidad son los tradicionales “rollos de alambre de espino, pero más sofisticados, con cuchillas en lugar de púas”.

Por último, ha vuelto a cuestionar que se permita el uso de estas medidas en fincas privadas o lugares como aeropuertos, para evitar que alguien entre en las pistas, y se critique su utilización en las fronteras estatales.

“Si es atentatorio contra los DDHH lo será para todos, pero es dificilmente entendible que todo tipo de instituciones puedan usarlas y el único que no pueda sea el Estado para proteger sus fronteras exteriores”, ha concluido.